Anclao en la Mir

La Fragata Libertad está anclada en el puerto de Ghana desde el 2 de octubre a raíz de una resolución judicial. Esta medida la tomó un juez ghanés, haciendo  lugar a una  demanda contra el estado argentino   impulsada por los fondos buitres (Como el ANM Capital de Paul Singer).
No abundaré sobre el tema porque en todos lados hallará información al respecto. Además de expresar mi repudio a la situación, a los capitales especulativos, a la corte ghanesa y al juez Griesa, pienso en la situación de los marineros anclados. Los tipos que están allí.
¿Qué pensarán?… ¿Cómo pasarán sus días?…

Recordé otros casos de anclados por razones políticos-económicas. Inmediatamente me vino a la mente el caso del cosmonauta ruso Sergei Krikalev anclado en la estación espacial Mir (que significa mundo).

Sergei Krikalev partió de la Tierra, específicamente de la URSS con destino hacia la estación espacial soviética el 19  de mayo de 1991.

No estaba  solo  en la nave Soyuz TM-12. Lo acompañaban como ingeniero de vuelo, el Comandante Anatoly Artsebarsky, y la astronauta británico Helen Sharman. Pero  Sharman regresó a la Tierra con la tripulación siguiente después de una semana y   Krikalev y Artsebarsky permanecieron en la Mir.

de Izquierda a derecha: Anatoly Artsebarsky, Helen Sharman y Sergei Krikalev

Durante el verano, llevaron a cabo seis paseos espaciales (EVAs)  para realizar una variedad de experimentos y algunas tareas de mantenimiento de la estación.

Estación espacial Mir

En julio de 1991, Krikalev accedió a quedarse en la MIR como ingeniero de vuelo para la tripulación siguiente, programada para llegar en octubre, porque los dos próximos vuelos previstos se habían reducido a uno.

Después de la sustitución de la tripulación en octubre, Volkov y Krikalev continuaron las operaciones da la Mir

¡Krikalev estaba allí arriba desde mayo!. ¿Por qué se habían reducido  los vuelos?…   Porque la URSS estaba por implotar.

El 25 de diciembre de 1991 cuando se disuelve formalmente la URSS los tipos estaban allí.

El país del que habían partido no estaba más. Las nuevas autoridades tenían muchos problemas que resolver y ellos solo eran unos tipos orbitando en unos fierros.

El 28 de febrero de 1992 Krikalev se comunica con radio Moscú para informar que consideraba de “pésimo gusto”, que en la videoteca de la estación se encontrara un filme sobre dos astronautas varados en una nave espacial, condenados a morir en un lapso de dos días.

El 3 de marzo las autoridades rusas le informaron a Krikaliev que, por cuestiones presupuestarias, las comunicaciones por radio se verían suspendidas diariamente durante nueve horas.

El sueldo de Krikalev no llegaba ni a los 1.000 rublos en el contexto de una inflación destuctiva.  En el blog http://www.cosmonautica.es encontré un  extracto de la carta que el cosmonauta Poliakov envió a Krikalev en un carguero Progress antes del retorno a la disuelta URSS:

“Sentimos no poder enviarte miel. No es culpa nuestra. Los productores de otras repúblicas han dejado de enviarla. No sabes lo difícil que ha sido hallar los limones que te hemos mandado. No todos ahora en este país pueden tener un limón. Comprendemos tu agotamiento, pero el propio Presidente Yeltsin ha prometido tu retorno para el próximo 23 de marzo, si bien ya sabes que no podemos confirmarla aun. Hay huelga de especialistas en la Ciudad de las Estrellas. Además Baikonur es reclamada por Kazakstan que lo ha renombrado Tyuratam, pero no tienen con que financiar las instalaciones. Dicen los psicólogos que tu depresión es debida al ver los cambios que están pasando en la nación, a que tu sueldo al partir aun era respetable y sin embargo hoy tu mujer ve como no da para nada. Estamos vendiendo fotografías tomadas desde el cosmos a los americanos. Buscan divisas y ahora solo se buscan los beneficios comerciales. Los directores del programa espacial que aun no han marchado creen que se hundirá el sistema de satélites de telecomunicación y navegación. Los que se han marchado, varios cosmonautas entre ellos, se dedican ahora a crear sociedades privadas y piensan lanzar ingenios de otros países con los cohetes Ciclon y Zenit. La mitad de los científicos de Moscú quieren irse y se cree que un cuarto de millón de especialistas se marchara en dos años. Para evitar que se vayan los que guardan secretos estratégicos, los americanos y europeos van a financiar un proyecto de ciencia y tecnología, pero hay quien no cree que vaya a ser suficiente. El contraespionaje ha detenido a muchos que intentaban vender información secreta a extranjeros. Hasta se dice que la KGB vende sus archivos a ¡Hollywood! El caso es ganar dinero sin importar que puedan ser acusados de alta traición. Con ello te harás una idea que cómo está nuestra economía. Tus 500 rublos al mes no dan para comprar 5 Kg de tomates. Unos dos meses tras la liberalización de precios los mismos se han cuadriplicado. El gobierno dice que es la corrupción. Las primeras privatizaciones son un escándalo. Las mafias se apropian de los sectores. Hay más de 5.000 mafias, en que se agrupan unos 3 millones de criminales. Tienen de todo y controlan todo. Desde drogas, armas, hasta el comercio de las naranjas o el caviar. Disculpa que te cuente las preocupaciones de tus compatriotas, pero hay muchas amenazas y miedo a un golpe o estallido social”.

 Fuente de la carta.

Digresión: [La historia se aprende mejor con los pequeños relatos, que en las enciclopedias]

El quía sobrevivió a la desmoralizante carta de Poliakov. Pradógicamente, la  disolución de la guerra fría le produjo un frío en la espalda. Volver…¿A dónde?….

El 25 de marzo retornaba a tierra el Soyuz TM-12. Entre los cosmonautas que regresaban estaba S. Krikalev que había permanecido 311 días en el espacio, extrañando los limones (la fruta y los de su esposa).

Esta no es la única historia que recordé. La disolución de la URSS inspiró otras dos  con tipos anclados: La terminal (de Steven Spielberg 2004) y El fin del Potemkin. (de Misael Bustos, 2011) La primera, la historia de un pasajero de un país de la ex  URSS que en 1991 queda en el aeropuerto: no puede ingresar porque sus papeles han caducado y tampoco puede ser deportado, porque su país no existe más. La segunda, de dos marineros que quedan varados en Mar del Plata, por las mismas razones.

Imagino que el quía (Sergei Konstantinovich Krikalevtarareaba este tanguito, con un faso al costado de la boca:

Anclao en la Mir.

En este caso a cargo del Morocho del Abasto.

PD: Luego de publicado el post, descubro que la historia fue transformada en documental:

Out of the Present (1995) del rumano  Andrei Ujica. Lo pasaron en BAFICI 2011.

(en inglés)
http://www.cultureunplugged.com/documentary/watch-online/play/9300/Out-of-the-Present

Si usa Chrome puede instalar FVD video downloader que le permite descargar cualquier video embebido en una página web.
Si usa Firefox, instale este complemento

Si logró bajarse la peli, y quiere los subtítulos en español o en inglés (.srt) pídamelos que se los paso por mail

SOY LO QUE DEBERIA

Hablando de padres e hijos,  se me ocurrió dar un compiladito de Lo masculino enigmático en el post anterior. Es medio un chiste en clave freudiana, porque es Freud el que dice que la mujer es,como África en el siglo 19, el continente negro, algo de lo que no se sabe nada. Sin embargo para mi gusto las relaciones de los padres con los hijos varones son el alfa y el omega de lo enigmático.

Un lector de este blog (que es un emprendimiento colectivo, ya que he robado tanta música  tantas imágenes sin dar crédito alguno) me alcanza un texto conmovedor y sencillo sobre el linaje, con palabras perdidas en albanés, con palabras buscadas en hebreo, con runrun del idisch como música de fondo, el olor de la comida, y eso que siempre esta perdido y cuyos cachos se buscan juntar, otra vez, un atisbo del paraíso.

Basta de introducción y Homisida, el texto de eduardo betas, lector atento de elnosoyloquedeberia.

De Patrias y hermanos (homisida)

Ver la entrada original 726 palabras más

Rey fiero con ojos feos genera espanto. Pegame y llamame Euglena (Clasificaciones).

Unos de los reyes de clasificaciones que aún hoy se usan para el mundo vivo fue  Linneo, un sueco que en el Siglo XVIII clasificó el mundo vivo.  Se cagó en los criterios previos, e  inventó un método propio. El tipo tenía la obsesión por ponerle nombre a las cosas y por organizarla dentro de clases, jerarquizarlas.

Rey Fiero Con Ojos Feos Genera Espanto”  O el rey feo con clase pone orden en su familia: cada género en su especie”. Dos reglas nemotécnicas para recordar la clasificación linneana usada en los espacios pedagógicos.  Reino, Filum (o Philum), Clase, Orden, Familia, Género y Especie.

Linneo clasificó los seres vivos en dos reinos: animales o plantas. Y un tercer reino para los minerales. Desde entonces fueron agregándose más.  Todas las clasificaciones tienen problemas: los animales deben proveerse la comida y se mueven para hacerlo. Las plantas se fabrican su comida con la fotosíntesis y no tienen locomoción. Pero … los hongos… no se mueven y no hacen fotosíntesis. Ta bien hagámosle un reino aparte (fungi). Y hay más problemas en meter a los individuos dentro de las categorías: por ejemplo: las euglenas son organismos unicelulares que tienen un látigo o flagelo para la locomoción (joya, da animal)…. pero tiene clorofila y hace fotosíntesis… Cagamos. Ya hay trans con látigo y portaligas hasta en los organismos unicelulares. Hagámosle otro reino (protista).

Euglena… cagame a latigazos

Ya me perdí… los reinos, la última vez que supe eran  cinco o seis.

Y si los reinos son complicados, ni se imagina pa bajo. Póngale el ornitorinco. Un travesti en el reino animal.

Los estudios antropológicos distinguen las categorías etic-emic  (inspirados en la fonética y fonémica respectivamente), para distinguir si la categoría clasificatoria corresponde a una clasificación que hace el investigador, o corresponde a una categoría clasificatoria propia de los nativos. Hay etnías que no tienen las categorías animal/plantas. Clasifican entre cosas que se comen y cosas que no se comen.

El concepto de raza para los humanos se creó en el Siglo XVI. Se necesitaba atribuir características de inferior a los no blancos para dominarlos. La UNESCO lo abolió en la última mitad del Siglo XX. Aparecieron, si embargo nuevas razas: islámico-terroristas, sudacas, espaldas mojadas y más. Todo el tiempo se clasifican a l@s human@s.

Recordé las categoría arbitraria y conjetural borgeana para clasificar a los animales en El idioma analítico de John Wilkins. (Pinche y se lo lee todo).

“Esas ambigüedades, redundancias y deficiencias recuerdan las que el doctor Franz Kuhn atribuye a cierta enciclopedia china que se titula Emporio celestial de conocimientos benévolos. En sus remotas páginas está escrito que los animales se dividen en (a) pertenecientes al Emperador, (b) embalsamados, (c) amaestrados, (d) lechones, (e) sirenas, (f) fabulosos, (g) perros sueltos, (h) incluidos en esta clasificación, (i) que se agitan como locos, (j) innumerables, (k) dibujados con un pincel finísimo de pelo de camello, (l) etcétera, (m) que acaban de romper el jarrón, (n) que de lejos parecen moscas.

Pero como sabe o sospecha, los criterios para nombrar y clasificar las cosas están básicamente inspirados en la necesidad, el interés y el poder. El ojo clasifica de acuerdo a esto. Ni le digo la relación entre el patriarcado y la idea de género (no la linneana, se entiende). Siempre habrá una Euglena o  un hornitorrinco trans que ponga en cuestión el orden instiuído.

Algunas cosas tienen ser creídas para ser vistas
Foto: Federico Hurtado

Lo pequeño es hermoso II

Viene de acá

Foto: El Sudaca Renegau
20cm x 20 cm. Crayón sobre pared. Diagonal 73 La Plata

*

Foto: El Sudaca Renegau Licencia CC 2.0
marcador indeleble sobre metal (portón de garage) La Plata

*

Foto: El Sudaca Renegau Licencia CC 2.0
Aerosol sobre metal. La Plata. Plaza Rocha. La Plata

*

Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 2.0
Crayón sobre pared blanca. La Plata

*

Foto: El sudaca Renegau Licencia CC 2.0
marcador indeleble sobre pared blanca. Diagonal 74. La Plata

*

Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 2.0
marcador indeleble. 10 cm x 10 cm en pared blanca de la calle 7. La Plata

*

Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 2.0
oruga 4 cm. en Sendero Macuco. Cataratas del Iguazú. Misiones. Argentina

*

Foto: El Sucada Renegau. Licencia CC 2.0
Hongo en maceta de casa.

*

Foto: El Sudaca Renegau Licencia CC 2.0
Sténcil 15cm x 15 cm La Plata

*

Foto: El Sudaca Renegau Licencia CC 2.0
Mariquita trepa por el pullover de Brisa

*

Foto: El Sudaca Renegau Licencia CC 2.0
Sténcil y firma Calle 57 La Plata
(Rostro: 9 cm x 9 cm)

*

Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 2.0
Planta Carnívora (de Iván) digiriendo dos mosquitos

*

Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 2.0
Abeja libando en flor de romero (en el fondo de mi casa)

*

Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 2.0
Mariquita en dedo de Brisa

*

Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 2.0
Sténcil (cada mariposa 5 cm x 5 cm) La Plata

*

Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 2.0
oruga y bicho bolita en maceta de casa

*

Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 2.0
ratona común (Troglodytes aedon) sobre el cable de la electricidad en el frente de casa.

Cierto… el juez Griesa… disculpe

Economía de Guerra

Esa frase la escuché de la boca de Alfonsín en 1985. El tipo le  avisó al país que estábamos en economía de guerra. Un decreto de necesidad y urgencia engendró el Plan Austral: la nueva unidad monetaria equivalía a mil pesos. Se hundieron las tasas de interés reguladas, se congeló el tipo de cambio, con un dólar  a  0,80 centavos de austral. Se prometió un achique brutal del déficit fiscal del 11% del PBI al 4% a fin de año. Una tabla de desagio intentó quebrarle el espinazo a la inercia inflacionaria.

Pero este post no es sobre  eso. Disculpe. Solo le robo la frase. Economía de guerra.

Me he propuesto revelar secretos que cambiarán el curso de la historia, como hice en el post anterior, con cosas del tipo: el hombre es un animal. Ahora voy por 2+2 son cuatro, los Reyes son los padres y cosas así. En esta oportunidad pondré la lupa en que la guerra es un negocio.  (para algunos). ¡Otra primicia!. 🙂

No se crea que la realidad y la actualidad me resbalan. Es que este blog lo uso para otra cosa.

Dice Eric Hobsbawn en Historia del Siglo XX (si pinchó, se lo bajó en pdf) que en la Segunda Guerra Mundial EEUU debió fabricar 519 millones de pares de medias y 219 millones de calzoncillos.

Que Alemania fabricó 4,4 millones de tijeras y 6,2 millones de almohadillas entintadas para sellos de oficinas militares. (Los datos de la industria bélica son apabullantes y no agregan información para el objetivo del post). La cuestión es la revolución en el mercado de trabajo y el impacto en la estructura social de los países involucrados.

La Primera Guerra fue una revolución temporal en la incorporación al mercado de trabajo de la mujer por la ausencia de hombres, pero en la Segunda, fue definitiva.

Hobsbawn no trata acá (porque este broli versa sobre el Siglo XX) el impacto en el mercado de trabajo de las mujeres tras la guerra de Secesión (1861-1865).

Route Irish  de Ken Loach (Diciembre de 2011)  es una película donde se ve descarnadamente el negocio de destruir un país para luego reconstruirlo. La privatización de la guerra, los negocios. En el caso de   esa peli, es Irak, pero… (si quiere bajársela con Amule o Emule le dejo en enlace)

Hobsbawn distingue entre guerra masiva a guerra total. La segunda implica el involucramiento de todos los ciudadanos. El cambio de toda la economía y la transformación de la vida todos. Pero ya la guerra masiva (primera Guerra) genera una economía de producción masiva.

La pregunta obligada es. ¿La guerra fue un negocio para todos?…  La guerra, además de la pérdida de vidas humanas (fuerza de trabajo) implicó para el resto de los países la destrucción de los activos de capital. URSS, perdió el 25%, Alemania el 13%, Italia el  8%, Francia el 7% y  Gr. Br. el 3%. En la Segunda Guerra solo creció EEUU.

Néstor le cuenta a Oliver Stone en el documental Al sur de la frontera, la idea de Bush sobre la guerra.

“Tuvimos una discusión en Monterrey. Una solución para los problemas en este momento, le dije a Bush, es un Plan Marshall (…) Y se enojó. Dijo que el Plan Marshall es una idea loca de los demócratas. Dijo que la mejor manera de revitalizar la economía es la guerra, y que los Estados Unidos se han fortalecido con la guerra.”

Cuando le pidieron aclarar lo anteriormente expresado, Kirchner aseguró: “dijo eso, con esas exactas palabras”.

Stone lo miró horrorizado, “¿Estaba sugiriendo que América del Sur vaya a la guerra?”, preguntó Stone. “Bueno, él estaba hablando acerca de los Estados Unidos”, respondió el niño Néstor. Citando las palabras de El Arbusto (Bush)   “Los demócratas se habían equivocado. Todo el crecimiento económico de los Estados Unidos ha sido alentado por las diversas guerras. ”

¿No me cree?… Vea

Una pendejésima diferencia

Recuerdo que debía dar el final de Antropología Biológica II, una materia que reunía contenidos de paleo-antropología y anatomía comparada, desde los agnatos hasta los vertebrados superiores, y por supuesto, los homínidos. A veces tengo pesadillas en las que no estoy recibido y debo Biológica II.
Ese final era complejo de aprobar. Tenía una parte teórica y una práctica. Te tiraban un hueso de cualquier cosa y uno debía comenzar a hablar. Básicamente había que desarrollar la memoria.
Era imprescindible el repaso de material en los horarios de consulta de la cátedra. Otra era subir desde el subsuelo del museo, donde cursábamos y visitar las salas.  Poco tiempo después de recibirme, la Facultad tuvo su propio edificio  separado del Museo.

Una tercera era sacar fotografías de los especímenes en las salas, para no estar restringido a los horarios de consulta. (Esa tercera  se me había ocurrido a mí).  Para eso conté con la venia de Roque, un ordenanza que me permitió hacerlo. Con los años perdí el álbum  de  esas fotos. Es posible que esté en una caja que no quiero revisar.

Pensar que ahora es posible entrar al Museo de Ciencias Naturales de La Plata desde su computadora.

Los atlas de anatomía comparada  no reflejan lo que efectivamente es el material con que te tomarán examen.

No me pasó lo de Una noche en el museo. Ningún muerto cobró vida. Pero tuve una revelación.
Mis  pasos resonaban en la madrugada sin competencia con ningún ruido.
Necesitaba fotografiar cosas de las vitrinas de la sala que da a la biblioteca, donde está el cráneo de ballena azul, porque allí están los  peces. También otra sala  con reptiles, y la histórica de osteología comparada (o sala histórica), donde está la vaca ñata, el elefante del circo con sobrehueso por el grillete y los mamífereos en general, con las ballenas en el techo. Esa sería la última, que está pegada a la portería.
Comencé por la de reptiles. Necesitaba fotografiar al cocodrilo. Yo recorría con mi linterna y la réflex con flash. El enfoque era de prisma partido y  la linterna me ayudaba.

De a poco comenzaba a amanecer y tenía que terminar antes de las siete, porque a esa hora llegaban los primeros investigadores a los laboratorios y a Roque lo levantarían en peso si alguien me veía.

Terminé con el cocodrilo. Seguí con la sala donde estaban los peces.

Los malditos millones de huesos, que a lo largo de la evolución se irán fusionando.

Dije malditos, porque debía memorizarlos.

Luego de fotografiar al joputa del osteictio (pez óseo), fui a la Sala Histórica (si pincha, podrá hacer un recorrido de 360º).

Fotografié al puma, a las articulaciones de la vaca ñata, y finalmente llegué a la vitrina en cuestión:

De derecha a izquierda: chimpancé, gorila, orangután y Homo sapiens.

La revelación estaba allí. Somos animales.

Ud. dirá… – ¿Y?… ¡Ya lo sabía!.-

Pero a mi me cayó la ficha en ese preciso momento.  El 99,4 %  del ADN del chimpancé y el humano es igual. Somos prácticamente la misma cosa.  Somos animales mamíferos. Somos homínidos. Los huesos tienen igual nombre.

El 0,6 %  de diferencia de ADN nos permite cuestionarnos por el sentido de la vida,  hablar por teléfono, construir bombas, hacer huelga, adorar dioses, saltar a la soga,  tener conciencia de si,  llorar por amor, erigir  museos y terminar con la vida sobre este cascote que comenzó a gestarse hace 3.500 millones de años.