Déjense ser libres ;)

Pintura de Brígida Seguín Hernández.
Reproducido con su autorización. Los derechos le pertenecen.
Si pincha la imagen, llega a su blog.

Local de belleza y depilación en City Bell, partido de La Plata, Argentina.
Foto: El Sudaca Renegau Licencia CC 2.0

Detalle de la pintada en el local de depilación

Las chicas de la esquina

Pegatina de prostituta en una esquina

*

Pegatina de escolares en una esquina

Pero si uno se aleja un poco y lo ve en perspectiva…

El 86 % de las trabajadoras sexuales somos madres. Necesitamos una ley que regule nuestro trabajo. www.ammar.org.ar (Asociacion de Mujeres Meretrices de Argentina)

Campaña diseñada por la agencia Ogilvy & Mather Buenos Aires para AMMAR. Las pegatinas se pueden ver pinchando la imagen. Ilustración: Diego Grandi

*

*

PD: Recordé a Clara y su hijo Pablito, la historieta de Trillo/Maicas/Bernet.

Clara de noche

Clara de noche

Libre segura y gratuita

Mural La Plata, Luxor Magenta. Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 2.0

Me preparo para una segunda toma, aprieto el disparador y… pasa ella con el niño en el changuito, mirando el dibujo y el texto: “esta mansa  ballena nada libre, segura y gratuita. Aborto ya, mansa ballena”.

Quien sabe…

Ahora con el ballenero Bergoglio … la veo complicada a la ballenita.

PD: Luego de publicada la entrada, Leti, mi cumpa de la oficina, -miembra de Las Azucenas-, me cuenta de este video:

Humberto… no se acabó.

Humberto Cosentino lo dice en su milonga rap: esta milonga la mando yo. Y le sale un huiiija poco convincente. Vení para acá, andá para allá, haceme esto así, hacémelo mmnmng, ¡calladita, heee!… ¡Y se acabó!

La lucha de géneros llega también al tango y la milonga. Ché… Humberto… no se acabó.


Rey fiero con ojos feos genera espanto. Pegame y llamame Euglena (Clasificaciones).

Unos de los reyes de clasificaciones que aún hoy se usan para el mundo vivo fue  Linneo, un sueco que en el Siglo XVIII clasificó el mundo vivo.  Se cagó en los criterios previos, e  inventó un método propio. El tipo tenía la obsesión por ponerle nombre a las cosas y por organizarla dentro de clases, jerarquizarlas.

Rey Fiero Con Ojos Feos Genera Espanto”  O el rey feo con clase pone orden en su familia: cada género en su especie”. Dos reglas nemotécnicas para recordar la clasificación linneana usada en los espacios pedagógicos.  Reino, Filum (o Philum), Clase, Orden, Familia, Género y Especie.

Linneo clasificó los seres vivos en dos reinos: animales o plantas. Y un tercer reino para los minerales. Desde entonces fueron agregándose más.  Todas las clasificaciones tienen problemas: los animales deben proveerse la comida y se mueven para hacerlo. Las plantas se fabrican su comida con la fotosíntesis y no tienen locomoción. Pero … los hongos… no se mueven y no hacen fotosíntesis. Ta bien hagámosle un reino aparte (fungi). Y hay más problemas en meter a los individuos dentro de las categorías: por ejemplo: las euglenas son organismos unicelulares que tienen un látigo o flagelo para la locomoción (joya, da animal)…. pero tiene clorofila y hace fotosíntesis… Cagamos. Ya hay trans con látigo y portaligas hasta en los organismos unicelulares. Hagámosle otro reino (protista).

Euglena… cagame a latigazos

Ya me perdí… los reinos, la última vez que supe eran  cinco o seis.

Y si los reinos son complicados, ni se imagina pa bajo. Póngale el ornitorinco. Un travesti en el reino animal.

Los estudios antropológicos distinguen las categorías etic-emic  (inspirados en la fonética y fonémica respectivamente), para distinguir si la categoría clasificatoria corresponde a una clasificación que hace el investigador, o corresponde a una categoría clasificatoria propia de los nativos. Hay etnías que no tienen las categorías animal/plantas. Clasifican entre cosas que se comen y cosas que no se comen.

El concepto de raza para los humanos se creó en el Siglo XVI. Se necesitaba atribuir características de inferior a los no blancos para dominarlos. La UNESCO lo abolió en la última mitad del Siglo XX. Aparecieron, si embargo nuevas razas: islámico-terroristas, sudacas, espaldas mojadas y más. Todo el tiempo se clasifican a l@s human@s.

Recordé las categoría arbitraria y conjetural borgeana para clasificar a los animales en El idioma analítico de John Wilkins. (Pinche y se lo lee todo).

“Esas ambigüedades, redundancias y deficiencias recuerdan las que el doctor Franz Kuhn atribuye a cierta enciclopedia china que se titula Emporio celestial de conocimientos benévolos. En sus remotas páginas está escrito que los animales se dividen en (a) pertenecientes al Emperador, (b) embalsamados, (c) amaestrados, (d) lechones, (e) sirenas, (f) fabulosos, (g) perros sueltos, (h) incluidos en esta clasificación, (i) que se agitan como locos, (j) innumerables, (k) dibujados con un pincel finísimo de pelo de camello, (l) etcétera, (m) que acaban de romper el jarrón, (n) que de lejos parecen moscas.

Pero como sabe o sospecha, los criterios para nombrar y clasificar las cosas están básicamente inspirados en la necesidad, el interés y el poder. El ojo clasifica de acuerdo a esto. Ni le digo la relación entre el patriarcado y la idea de género (no la linneana, se entiende). Siempre habrá una Euglena o  un hornitorrinco trans que ponga en cuestión el orden instiuído.

Algunas cosas tienen ser creídas para ser vistas
Foto: Federico Hurtado

Orgasmo

Pink Floyd The Great Gig In The Sky con la voz de Claire Torry

Supongo  que el sentido que el grupo quiso darle era místico religioso, pero pa mi es un polvazo, o más bien tres al hilo.

Como todo el mundo sabe… puede ser actuado,  como el de Meg Ryan.

El orgasmo es de quien lo trabaja. Pintada en La Plata
Foto: Leticia Ramos