Porfiado

Lo malo de ser bueno

La verdad es que no hay una verdad
Leí en una pared de la ciudad
¿Habrá sido una virtud o casualidad?
Y sentí inquietud de estar a merced
De tanta sed de dualidad.

Que barbaridad
Lo barato sale caro lo normal es lo raro
¿Estaré sonado? Me visto despacio si estoy apurado
Amo ser odiado, y tener la facha de un repetidor
Y la nota de un aprobado.

Siempre hago lo que quiero
No lo puedo evitar, tomo para olvidar que el doctor
Me prohibió tomar y gracias a Dios soy ateo
No consigo empleo por mi cara creo
Es lo lindo de ser feo, pero si espero desespero
Si quiero ver el partido entero…

Ya esta, cuanta ambigüedad
Esta vida me va a matar
Mi corazón vacío no soporta una ausencia más
Y sé que dijo una vez
El nobel de la paz asesinado al caer:
“es lo malo de ser bueno en este mundo cruel”.

Busco respuestas y encuentro preguntas
Nadie contesta porque cuesta separarse de una mala junta
Y no hay contradicción dije que me equivocaría
Y como me equivoque tuve razón.

Perdón si mi mente queda en blanco veo todo negro
Escucho el himno a la alegría y me deprimo, no me alegro
Como mi socio cuando dijo a su mujer preñada:
“El ocio no me deja tiempo para nada”
Y con esa vil coartada se desembarazo de la embarazada.

Ya esta, cuanta ambigüedad
Esta vida me va a matar
Mi corazón vacío no soporta una ausencia más
Y sé que dijo una vez
El Nobel de la paz asesinado al caer:
“es lo malo de ser bueno en este mundo cruel”.

Que mala suerte ser supersticioso,
Acaricio un círculo y se vuelve un círculo vicioso
Soy cauteloso y juro seguro que todo es dudoso.

Cuantas veces dije no queriendo decir si
Cuantas veces presentí el principio del fin
Cuantas veces dije “si” queriendo decir “no”, es así
Como te digo una cosa te digo la otra
Qué horror, hasta mis debilidades son más fuertes que yo.

Ya esta, cuanta ambigüedad
Esta vida me va a matar
Mi corazón vacío no soporta una ausencia más.
Y sé que dijo una vez
El Nobel de la paz asesinado al caer:
“es lo malo de ser bueno en este mundo cruel”.

Ya esta, cuanta ambigüedad
Esta vida me va a matar
Mi corazón vacío no soporta una ausencia más
Y sé que dijo una vez
El Nobel de la paz asesinado al caer:
“es lo malo de ser bueno en este mundo cruel”,
“es lo malo de ser bueno en este mundo cruel”,
“es lo malo de ser bueno en este mundo cruel”

Letra de Lo malo de ser bueno. Cuarteto de Nos. Disco Porfiado

PD1. Le gustó. Pero quiere escucharlo.
PD2. No le dejaré todo servido.
PD3. Me gustó más la letra que la canción. 🙂

Se fue

 - Volvé! ...pelotudo.

Volvé!…pelotudo. Collage de Federico Hurtado. (Ese es el título de una serie de collages que podrá ver si pincha en la foto)

Le dejo pal final, música de la banda de sonido de la película de animación Porco Rosso, del genial Hayao Miyazaki. Descubrí a Miyazaki el año pasado. Tengo todas sus películas.

No le contaré el argumento. Pero si se imagina avión, aviador  y muchacha enamorada, y el título del post, va bien. La música es del monstruo (perdón… mostro) nippon Joe Hisaishi.

Un día haré un post sobre Miyazaki .

Los dejo con Joe y su locura -Madness- Una especie de tanguedia (tragedia tango) piazzollesca.

La civilización y la barbarie

En 1889, París festejó, con una gran exposición internacional, los cien años de la revolución francesa.” [La construcción de la torre era el monumento icono de la civilización y el grado de desarrollo tecnológico alcanzado por Europa]

“Argentina envió una variada muestra de frutos del país. Entre otros, mandó una familia de indios de la Tierra del Fuego. Eran once indios onas [Selk’nam] , ejemplares raros, una especie de extinción: los últimos onas estaban siendo aniquilados, en esos años, a tiros de Winchester.”

ONAS EN PARÍS

“De los once onas enviados, dos murieron en el viaje. Los sobrevivientes fueron exhibidos en una jaula de hierro. Antropófagos sudamericanos, advertía un cartel. Durante los primeros días, no les dieron nada de comer. Los indios aullaban de hambre. Entonces, empezaron a arrojarles algunos pedacitos de carne cruda. Era carne de vaca, pero nadie quería perderse aquel espectáculo horripilante. El público, que había pagado entrada, se agolpaba en torno a la jaula donde los salvajes caníbales disputaban a zarpazos la comida.

Así fueron celebrados los primeros cien años de la Declaración de los Derechos del Hombre.”

Eduardo Galeano

 “la idea era exponerlos en Europa para mostrar el contraste entre el progreso y el salvajismo”  Anne MacKaye Chapman

Beso

Foto: Robert Doisneau. Le baiser de l’Hôtel de Ville

Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano por tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.

le baiser de l’Opéra

Gracias Robert Doisneau

Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y nuestros ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua.

Julio Cortázar  Rayuela capítulo siete

Rebaño. Organización

Fotografía: René Maltête

Se necesita empleada 1/2 tiempo que no sepa hacer nada pero que obedezca

*   *   *

Sin embargo, el checo-alemán Ivan Steiger nos propone desde el dibujo

Gracias Ivan

Ivan Steiger Foto: Michal Sváček

goriladas

Ilustración: Enrique Breccia en El Sueñero
No dejaremos que lleguen. Tranqui…. solo hablan por odio (pinche, pinche y escuchará a  Aliverti)

1. La yegua es una soberbia y autoritaria. Este gobierno hace lo-que-quie-re.

Menos mal. Mirá si fuera como otros gobiernos, que hicieron lo que querían los prestamistas extranjeros, los lobbistas locales y la oposición.

2. La Cámpora está adoctrinando a los niños en los establecimientos públicos del Estado.

Menos mal. Y a la vez veo que los que tergiversan la realidad no están horrorizados porque los niños aprendan la historia mitrista  (del   familiar de uno de los diarios que publican esas paparruchadas).

3. Vienen por todo.

¡Ojalá!… Me ilusiono.

 

Deben ser los gorilas, deben ser… (musiquita)