La mirada de los otros III

Un ejercicio interesante para la vida cotidiana es intentar ver con la perspectiva del otro. Eso le servirá tanto para la vida en pareja como para la política.

En 1915  Ryūnosuke Akutagawa escribe el cuento Rashomón (Pinche y se lo lee)  y en  1950 Akira Kurosawa lo adapta para cine

Los hechos: un crimen. El cuento es una sucesión de relatos diferentes de acuerdo a la perspectiva de cada personaje.

El antropólogo norteamericano Oscar Lewis, propuso una técnica para ampliar la perspectiva,  inspirada en ese cuento. Mirar una determinada realidad desde la óptica de cada uno de los personajes involucrados.

Lewis escribe Los hijos de Sánchez y luego un librito derivado en el que aplica la tecnica: Una muerte en la familia Sánchez. Es un libro pequeño y bello. Una muerte y la relación y la vida cotidiana de cada pariente presente en el velorio del muerto.
Lewis era bueno describiendo y novelando, hizo interesantes aportes para la técnica de la historia de vida, pero sus trabajos estaban al servicio de la Alianza para El Progreso.

En Antropología de la pobreza, se propone conocer a los pobres sudacas y describe su cultura, metiéndose en las vidas de cinco familias mejicanas(como si fuese posible pensar una cultura intrínseca a la pobreza, desvinculada de los procesos que la generan).

Volvamos a la perspectiva de los otros.

Si quiere, puede pinchar  aquí y leer el cuento de caperucita desde la óptica del lobo. Esa niña merecía ser comida.

Siempre problema, lo es para alguien. Depende la perspectiva del que lo plantea.
Algunos buscan libertad y mano dura (el problema son los pobres que roban la propiedad privada. El estado debe estar para garantizar que el mercado funcione y los pobres no jodan. Si mi libertad termina cuando empieza la del otro, para ser más libre, debo avanzar sobre los demás).

Otros buscan igualdad (el problema son los ricos, que roban la plusvalía y son los dueños de los medios de producción. Hay que deshacerse de los ricos y socializar los bienes. El estado debe estar para planificar, -o en versiones libertarias, debe desaparecer- ).

Otros quieren justicia social (el problema es la pobreza y la falta de armonía entre las clases. El estado debe ser un mediador entre intereses antagónicos en pos del progreso general. Que unos no ganen tanto, que otros no pierdan tanto).

(Esto es una caricatura hecha por un desquiciado renegau, Ud. encontrará las variables adecuadas de acuerdo a su perspectiva)

Para Macri, los cartoneros roban la basura. Claro: él tiene un negocio con eso.

Casi siempre nos quedamos con una sola versión de los hechos: en la historia, la del ganador. En la vida cotidiana, la nuestra propia, que es la que más conveniente a nuestros intereses culturales, de clase, de género, económicos, etc. Mire un choque entre vehículos: -¡¿Cómo que frenás en amarillo, tarado.?… ¿Para qué tenés el espejo, no ves que vengo atrás?!-

Placidez al palo y sumbutrule.

Hágame el favor: ordene un poco este caos de ideas y a lo mejor sale algo bueno.
Vida monótona y repetitiva.
Todo al palo.
Sin variaciones, la confortable placidez se vuelve hastío.
Cambio y  continuidad.
Ruleta rusa, picada mortal. Sacudón.
Policial obvio.
Letargo,  repetición, cotidianidad.
James Dean, Fernando de la Rúa.

Inercia. Proyecto. Adrenalina. Reposo. Libertad. Seguridad.

¡Sumbutrule!

 

Lluvia, mate, torta frita. Huella, camino, senda. Aventura, machete, sorpresa.
Polvazo, grito y bostezo.

¿No pudo ordenar el caos?… Pavlatova, hacete cargo, porfa…

Chasgracia.
Guernica de Quino

Quino

Cinema Paradiso. Tres versiones



http://www.youtube.com/watch?v=ggaMIcb1z3o&feature=player_embedded


Ese amigo de Vinazzi. Hermeto Pascoal y el peronismo diabólico

Hermeto estuvo hace una semana en La Plata. No puedo pagar las  sumas siderales de la entradas en el Teatro Argentino porque   Danielito decidió que la cultura sea para los ricos.

Daniel, andá a lavarte las partes. Votaré a Sabbatella que va con Cristina en la misma boleta.

Le dedico unos parrafitos al Dani:

El tipo parece un soldado. En el festejo de las internas hubo fiesta con globitos y el coro Kennedy (eran naranjas, no amarillos, pero se parecían). Me preocupa que llegue a sacar más votos que Cristina en la Provincia, teniendo en cuenta que la Cris, de no mediar una modificación constitucional, no podrá ser re-electa. ¿Quién la sucederá?… ¿Se imaginan a Scioli presidente, hablando en la ONU?… ¿Se imaginan la UNASUR, el Mercosur, el Banco del Sur?… A mi, con imaginarme la re-elección como gobernador, ya me deprime.

Esa foto la saqué en la pared del Museo Provincial de Bellas Artes, frente a la Casa de Gobierno. Note la risita por debajo y los colmillos. ¿Será Felipe arrepentido?…¿Serán los muchachos del peronismo diabólico, en palabras de Barcelona, o del peornismo, en palabras del perro Verbitsky?…

Con Mariotto está todo bien. El tema es el tipito. El ministerio de salud tiene una gestión pésima, que arrancó con Claudio Zin y nunca repuntó. El IOMA le debe seis meses a los prestadores -(no soy prestador, lo sé por ser empleado provincial y porque  le deben a las acompañantes terapúticas de mis hijos), el ministerio de desarrollo social de la provincia es un dibujo (trabajo ahí, sé de lo que hablo). En la secretaría de derechos humanos no funciona la parte de control de gestión: no quiere tener problemas con el servicio penitenciario ni con la policía. Concedamos que el ministerio de educación no anda tan mal. Es más, funciona bastante bien. El ministerio de seguridad desactivó los foros de seguridad y la participación ciudadana impulsada en la gestión de Arslanián. (No lo hace de forma, sino de hecho, porque hay una ley que los crea). La policía bonaerense no necesita que nadie le haga una deconstrucción hermenéutica. “Ramírez, te juego la foto de Juan Vucetich”. (Pinche el enlace, será feliz con humor nigger). A la federal ahora la agarró Nilda, pero no se queda atrás. (Pero en eso Dani no tiene responsabilidad, pobre)

Al final me entusiasmé con Dani y me fui al carajo con  Hermeto Pascoal

Encontré esto en Youtube. Si le digo que se me cayeron las lágrimas no le miento. Un tipo, con barba como Emilio Pérsico, en cueros, con sus amigos, nadando, medio mamado y sacándole notas a  damajuanas,  entre   marioposas revoloteando.  Se sumerge y sigue tocando.  El viento  expulsa  el agua de su flauta  y el sigue…Un jazz sudaca étnico, medio bossa, medio ese amigo de vinasi. ¡¡¡Una genialidad !!!  wow… lo escuché como diez veces. Me río y me emociono.

Si usted es extranjero, y no sabe quién es Daniel y Felipe, no se pierde nada. Si se desconcertó con el título del post, le dejo un enlace para orientarlo.

La muerte y la guerra.

La muerte es un tema que le sucede a los otros, que postergamos. Siempre hay algo mejor  que hacer que pensar en ella. Como cuando hay que estudiar, uno recuerda que debe cambiarle el agua a la pecera.  La muerte origina  la filosofía, la  religión, la política. No hablaré de Heidegger y la existencia inauténtica,  ni de ningún filósofo occidental u oriental.

Dice  Marvin Harris en Bueno para Comer (se lo regalo)

“Nuestra supuesta civilización no nos ha disuadido de quemar, hacer volar  por los aires y desmembrar a una cantidad sin precedentes de semejantes como medio de resolver los conflictos entre los grupos humanos. En todo caso, por lo que toca a la guerra, hemos caído más bajo que cualquiera de nuestros predecesores, puesto que antes de la era atómica nunca jamás dos enemigos planearon hacer una guerra capaz de aniquilar el mundo entero, sin distinguir entre amigos, enemigos y simples espectadores  con el fin de dirimir sus diferencias. Y por lo que se refiere a la crueldad, según Amnistía Internacional, una tercera parte de los países del mundo emplea todavía la tortura contra los enemigos interiores y exteriores”

Bansky

A partir de 1914, el antropólogo Malinowski estaba instalado en Oceanía. Vivía con los trobriandeses  y hacía sus registros. Al cabo de un tiempo un aborigen comenzó a preguntarle a él, tal vez, ya cansado de ser interrogado. (Diálogo  inspirado en Diario de Campo en Melanesia 1967)

Malinowski y los trobriandeses

-Contame de tu familia-  y Bronislaw le cuenta.

-¿Por qué no regresas a Inglaterra?-

-Estoy esperando que termine la guerra-

-Contame de la guerra-

Malinowski le habla sobre la primera guerra mundial. El trobriandés queda desbordado por el volumen de muertos que vislumbra en el relato del europeo.

-¡¡¡¿¿¿Qué hacen con tantos muertos????!!!-

-Nada- dice Malinowski-

-Eso es una locura. ¡Un gran desperdicio de comida!- Dijo el trobriandés.

Hoy podríamos decirle que la guerra le da de comer a mucha gente.

Reproduciré  de memoria (porque no lo encuentro en la red. Debería buscarlo en mi colección y escanearlo)  un diálogo entre Inodoro Pereyra y Mendieta,  su perro.

-Vea Inodoro,  mentir es muy grave-

-Peor es robar-

-Peor es la guerra-

-Y más pior es robar en la guerra-


El circo pobre de Villa Rica

A una cuadra de casa hay un gran potrero  en el que habitualmente pastan caballos. Cada tanto se instala un circo. En la época en que se permitían animales, los elefantes les disputaban la comida.

El circo es un espectáculo singular. No me refiero solo  a lo que ocurre en su interior durante la función.

Para comprar carne y leche, debo pasar por la vereda del  costado y tengo acceso visual a la trastienda. Muchas veces deseo fotografiar, pero eso sería una intromisión irrespetuosa. Por suerte existió  Pablo.

Las camionetas y las casillas se acomodan en círculo para generar intimidad, como lo hacían las carretas de los colonos del oeste norteamericano frente a un ataque sioux. Pero el predio no es muy grande y puedo ver a la troup almorzando,  madres amamantando,  hijos aprendices de equilibristas y partidos de fútbol.

Frente al circo, cruzando el Camino General Belgrano, hay una serie de negocios pequeños. Es posible intercambiar palabras con un payaso en la cola de la caja del chino, que no siempre está totalmente despintado.

Foto: Bruce Davidson, 1958. Payaso y tienda de circo. (Lo hallé en el blog de Juan. Pinche e irá)

Foto: Bruce Davidson, 1958. Payaso y tienda de circo. (Lo hallé en el blog de Juan. Pinche e irá)

Se anuncian con parlantes saturados en vehículos sobrevivientes a varias batallas. Algunas veces contratan avionetas  que perturban a los perros y las calandrias.

En las  funciones todos hacen todo. Los equilibristas primero se ocuparon de la boletería. La contorsionista te ofrece panchos. El vendedor de palomitas de maíz debe correr a transpirar dento de un Barney.

Cuando el circo se va, nos sumergimos en un mundo chato, paradójicamente,  sin enanos.

The circus leaving town - El circo saliendo del pueblo; Puerto Díaz, Chontales, Nicaragua

El circo saliendo del pueblo: Foto Lon&Queta Licencia CC 2.0

Regalito: El trapecista del circo pobre de Fernando Olavarría Gabler. Licencia CC 2.0

Historieta: Fukushima -Construcción colectiva-

Un día hice una historieta. (Consumo) Creo que inauguré la historieta choreada o colectiva: es la que se hace choreando/mangueando los dibujos. La segunda fue Fukushima. Le pedí a cada autor  autorización para reproducir su obra.

¿Por qué Fukushima?…. Ahora Merkel se tira un pedo y parece que su efecto es desbastador. Sarkozy eructa y el estruenedo sacude al mundo. Y ya nadie habla de Fukushima. Pero cuando el Euro se haya muerto, y los nietos de Merkel sean alemanes gordos, y sus nietos, y los suyos. Cuando el Euro sea historia, cuando no exista CNN, ni Fox, ni TNoticias, tal vez cuando ya no existan humanos, la radiación seguirá allí.

Basta…. Ahi tá

Pinche en las imágenes. Visitará el blog de sus autores. Esta historieta reúne la obra de diversos artistas. Con los que pude,  me comuniqué y pedí su autorización. Algunos    están muertos, otros tienen licencia CC y algunos no me han contestado.

Brocha (Me permitió mostrarlo. Los derechos sobre la obra le pertenecen. Argentina), Hokusay  (La gran ola Kanagawa entre 1830 y 1833. Japón), Tam muro 2011, RC  ( espero su autorización-Norte de California EE.UU), Luis Scafati (Me permitió mostrarlo, Los derechos le pertenecen.  Argentina), Jordi Borrás (Me permitió mostrarlo, los derechos le pertenecen. Barcelona España),  Makhno 2.0 (fotografió el stencil de Toshiro Mifune en una pared de Biarritz.  Me permitió mostrarlo. Los derechos le pertenecen. Francia), Eneko (me permitió mostrarlo, aunque tiene licencia CC 3.0 Venezuela), Munch (El grito 1893. Noruega), Greenpeace, Gak (Licencia CC 2.0.  Nueva Zelanda)

Cultura libre II

En cultura libre I quedó pendiente un interrogante. ¿Cómo se hace para que la cultura sea accesible para todos y a la vez, los productores de cultura puedan vivir de lo que hacen?…

En un texto de los noventa, André Gorz da pistas. El se pregunta. ¿Por qué el trabajo es el derecho a tener derechos? (Si tenemos trabajo, tenemos ingreso, tenemos salud, recreación, etc. -si tenemos un buen sueldo-). Dice el quía: el trabajo no solo es dignidad, también es explotación. Desvinculemos el ingreso del trabajo.  Jeremy Rifkin dirá -¿Se acabó el trabajo?… ¡Joya!-

El Estado debería garantizar un ingreso  por la sola condición de ciudadano. (Una especie de ingreso universal que se aplica en Argentina para los niños, pero verdaderamente universal, y para todos lo ciudadanos). Si se piensa en serio, es posible financiarlo. Los creadores de cultura tendrían el ingreso asegurado.

Pero si con la 125 hicieron tanto quilombo, con esto no me lo quiero ni imaginar.  Y en Europa se olvidaron del Estado y la política.

El ingreso universal crearía el problema que los socialismos reales no pudieron resolver. ¿Cómo generar estímulo?… ¿Cómo premiar al que se pela el orto?…  Pero nos estamos yendo del tema Cultura Libre. En el mayo francés decían: seamos realistas, pidamos lo imposible.

Volviendo. Si el recetario para resolver el stress cotidiano se mercantilizó, hagámoslo público. Que todos sepan. Que todos puedan construirlo.

Ud dirá: ¿Pero no se corre el riego que un lego se meta en temas que no sabe, que cualquier atorrante tenga algo que decir?… Si. Pero ese riesgo no se elimina cuando opinan los expertos: mire los consejos de los técnicos del FMI, por decir algo. El voto calificado no mejora la calidad de la democracia. Lo que la mejora es la participación colectiva, la opinión diversa.

Esta idea, donde se mezcla el saber erudito y el lego, donde se rompen las fronteras, también llegó a la epistemología. Silvio  Funtowicz y Jerome Ravetz desarrollan el concepto de ciencia postnormal. Allí se des-alambra el laboratorio científico y se mezclan saberes. Escribieron un textito de 17  páginas (son más en el librito chiquito de Centro Editor de América Latina, pero yo te lo regalo por 17 páginas) Epistemología política, ciencia con la gente. Ese desalambrar saberes lo hacen exactamente por lo contrario del sentido común: para aumentar la calidad del conocimiento. ¡Y llegan a esa conclusión desde las ciencias duras! ¿Quien sabe más sobre inundaciones?… ¿El ingeniero hidráulico que estudió en la universidad, o el habitante de un poblado inundable?… Si usted opta por una sola opción, estaremos en problemas. Para encontrar una solución, hay que juntar todos esos saberes. La ciencia como un espacio de negociación. Los temas que afectan al colectivo deben resolverse colectivamente. ¡No se asuste, tampoco se trata de hacer una asamblea para determinar cuánto es 3 + 3!

Tampoco hay que creer todo lo que se lee en Wikipedia. (Pinche y vea la censura a Rebelión).  Ud, chequée siempre todo antes de aplicarlo y/o replicarlo. (No solo de Wikipedia) Pero no es menos confiable que la enciclopedia británica. Al contrario, tiene el control permanente del lector y la posibilidad constante de modificación.  La cultura también es un espacio político de lucha para ver quién impone la receta.

Como en las historietas, Continuará… (¡Odiaba el continuará!)

Acá va a desalambrar de Viglietti de cajón. Pero este es un blog renegau. Así que pongo Samba pa ti, de Santana


Sigue en postdata a cultura libre II (Y son muchas, creo que siete)

My Favorite Things

Mirar el planeo del taguató. Jugar a la escondida con los niños. Meter los dedos en el frasco del arroz. Acordarme de algo olvidado. Verla sonreir.

Los tipos lo hacen como cueca. ¡Qué los parió!. Rondeau 391

John Coltrane

La tierra de uno

El gran pez volvió a la tierra que lo acogió cuando tuvo que rajar de esta. Pero allí ejerce la esquizofrenia: le queda el cuerpo en Europa  y la cabeza aquí.Tiene que mirar 6-7-8 por internet a horas locas, pero trabaja a horas normales.

La patria, en su acepción griega, es la tierra de los padres. Pero dejándonos de griegadas, refiere a cuestiones identitarias. Es el lugar de uno.

Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 2.0 Stencil La Plata

No es lo mismo patria, que estado, o que nación, o pueblo. El estado refiere a la organización jurídico-política. La nación es una ficción que se inventa para unir lo diverso. Según Benedict Anderson, es un artefacto al servicio de una clase, una comunidad imaginada. Por ejemplo, en Argentina, había que unificar diversidades culturales, idiomas. La generación del ochenta debe inventar una unidad. Se decreta una historia oficial y se desechan las otras. En un determinado territorio primará: un idioma, una religión, una moneda. La escuela sarmientina al servicio de la ficción de unidad. Uniformar, normalizar, modelar.  La nación mapuche, por ejemplo, queda ubicada entre dos estados: Argentina y Chile. El estado boliviano reconoce ser una organización jurdico-política con varias naciones en su interior. La nación argentina: un nosotros con forceps.

De lo nacional-popular del peronismo, me llevo muy bien con lo popular. Lo nacional, según quien lo defina. Ayer vi en Telesur a Chávez recibir a Evo Morales. Le dijo: -Evo, esta es tu patria,… bueno tu otra patria… bueno la misma patria: Bolivia y Venezuela son la misma patria, hijas de Bolívar.

Sólo si nación es Carta de Jamaica de Simón Bolívar o Nuestra América de José Martí,  entonces, me interesa (Léalas, por favor. Pinche y encontrará el ALBA, el Banco del Sur, UNASUR).

Foto: Matthew Cassel

Pueblo/popular, tiene varias acepciones según el marco teórico del que lo plantea. Para los neogramscianos  (por ejemplo Alberto Cirese) hay un carácter contra-hegemónico en esa categoría. No es solo el colectivo de abajo: es el subalterno que se opone activa y conscientemente a la cultura hegemónica. (No es la gran masa del pueblo de Gustave Le Bon en la marchita. ¡Le Bon, Le Bon, qué grandes sos!). Pero no olvide que esto es básicamente un blog pedorro. Sobre pueblo, hay un buen  artículo de Horacio González que salió en Pagina 12.

Cuando uno se va, extraña los amigos, los recuerdos, los olores, los sabores. No puede extrañar el estado, o la nación, o el pueblo.  La idiosincracia, los argentinos, es una ficción: ¿Qué argentinos? ¿El porteño del centro de Flores, el koya de Villazón, el correntino de los Esteros del Iberá?… ¿Ud extraña a todos esos ?…¡Imposible! Ud extraña el culo de su profesora de ingleś, las conversaciones hasta la madrugada con su amigo Mario, el picadito con los cumpas, la muzza con fainá y algún selecto pariente buena leche.

Muchas veces, eso que se extraña no se recupera. Hay amigos que se hacen macristas, o minas que se hacen feas, o feas que se hacen lindas. Cuando Ud. se encuentra con sus viejos amigos del secundario, o primario, hay allí una mezcla de nostalgia y decepción.

El exilio es algo extraño. En mi caso sería desarraigo y trasplante. No fue por peligro de vida que me tuve que ir,  pero dejé cachos de biografía por distintos lados. Cuando la vieja se mudó  me arrastró consigo siendo bebé. Volvió a hacerlo años más tarde. Luego me fui a  estudiar. Pero encontré  tierra húmeda:  mi china.  Allí donde ella esté, yo estaré. Es mi patria y mi bandera. La que no me deja caer cuando aflojo.

Serenata para la tierra de uno. María Helena Walsh
Porque me duele si me quedo
pero me muero si me voy,
por todo y a pesar de todo, mi amor,
yo quiero vivir en vos.
Por tu decencia de vidala
y por tu escándalo de sol,
por tu verano con jazmines, mi amor,
yo quiero vivir en vos.
Porque el idioma de infancia
es un secreto entre los dos,
porque le diste reparo
al desarraigo de mi corazón.
Por tus antiguas rebeldías
y por la edad de tu dolor,
por tu esperanza interminable, mi amor,
yo quiero vivir en vos.
Para sembrarte de guitarra
para cuidarte en cada flor,
y odiar a los que te lastiman, mi amor,
yo quiero vivir en vos.

Versión en piano de Adrian Iaies