El cielo se cierra. Llueve. Y luego sale el sol.

El cielo se cierra. Llueve. Y luego sale el sol.. Si pincha irá a leerlo allí, a mi otro blog. Autismo Sudaca

La magia

Keith Jarrett se sienta al piano. Improvisa. Está en Alemania. Es  The Köln Concert y corre el año 1975. Bueno, se sienta… maomeno. A veces se para. Toca con los dedos, con el alma, con todo el cuerpo.

El tipo llega luego de dos días sin dormir y cientos de kilómetros en gira.
En el Cologne Opera House va a improvisar su repertorio. Se sienta y espera su piano para la prueba de sonido… y su piano nunca llega.
Le trajeron otro con un sonido metálico.
Keith se recalienta y él mismo pone los micrófonos y más o menos acomoda el sonido.
Pero la manera en que toca esa noche está fuera de toda previsión.
Algunos hablan del mejor concierto de improvisación de la historia.

No es posible hacer lo que el tipo hace. Hay algo de jazz, de blues, de rock. No sería justo etiquetarlo con un género.

Le dejo la primera parte.

PD: ¿Vio que a la derecha del blog tengo personas puestas para que me iluminen cuando escribo?. El tipito al piano que está arriba del Corto Maltese, es el quía.

Licencias y semillas. Otra ley de mierda. Sudaca Renegau, renegau, renegau IV

En este blog apoyo la cultura libre. En este blog apoyo al gobierno a mi manera. Me identifico con el rumbo general de la política. Algunas  medidas las vivo con emoción, otras con alegría, otras con simpatía. Pero otras me generan duda, algunas fastidio, preocupación… y unas pocas indignación.

En este caso me referiré al giro respecto de  las políticas del flaco, con Ginés García a cargo del ministerio de salud y la creación de una ley de medicamentos genéricos en agosto del 2002.

Por supuesto que esto generó una serie de conflictos económicos con EE.UU. en relación a los derechos por patentes. Un dedo en el orto al capital.

No solo la prescripción de genéricos por ley: la fabricación de medicamentos en Argentina considerándolos bienes sociales. No desarrollaré aquí mi idea sobre cultura libre. Eso me llevó siete post, y creo que no terminé. La política sobre patentes y derechos de propiedad intelectual no tienen un aspecto meramente ideológico-romántico. Estamos hablando de dinero, de propiedad, de derechos, de salud/enfermedad, de libertad, de vida, de soberanía, de  salud  (o de dependencia, sujeción, enfermedad y muerte, si así lo prefiere).

Hubo un cambio respecto de enfrentar al norte y al capital trasnacional con las políticas sobre patentes. Me refiero específicamente a Monsanto.

“El Vicepresidente de Monsanto Argentina, Pablo Vaquero, anunció junto al ministro de Agricultura, que la nueva soja “Intacta RR2 Pro” estará disponible en la campaña 2013/14 y que “ese salto no sera gratis para los productores, que no pagaron royalties por la primera soja RR, aprobada en 1996″.

En aquella oportunidad Monsanto no patentó en el país su transgénico debut y cuando quiso cobrar por las semillas vendidas se encontró con una fuerte resistencia incuyendo al ex presidente Nestor Kirchner quien resistió esa pretensión en los tribunales europeos, donde Monsanto había accionado contra los exportadores argentinos.” Fuente

Lo que sigue no  fue dicho en  una reunión secreta. Y está publicada en la página de la Casa Rosada

Le regalo el Capítulo de Argenleaks sobre Monsanto. del libro de Santiago ODonnell.

A todo esto… ¡Ud sabe qué es Monsanto?

Pues bien…

Está por tratarse la ley Monsanto. (The Wall Street Journal The Wall Street Journal)

También está en el Página 12.

Esa ley ya se aprobó en Méjico en 1996, pero van por más.

El país necesita recaudar. Esta es una fuente rápida para hacerlo. Recaudando a los sojeros beneficiamos a la mayoría. Cagamos a la mesa de enlace. Je.. ¿ A quién cagamos?
Pero no es gratis. Ud. y yo lo sabemos, así que no abundaré sobre las implicancias de la palabra Monsanto luego de la película, involucrado hasta en el golpe institucional en Paraguay.  También sé que se recaudará cobrándoles a los grandes sojeros y seguro se subsidiarán los costos de patentes a los chicos. (¿Sojeros chicos?).

Hay un programa nacional para estimular el biodisel, anunciado por el ministro y viceministro de economía. Y la soja asociada con el maíz aumentan (en el corto plazo) el rendimiento. Si se aumenta el rendimiento, aumenta la exportación, y también aumenta la recaudación por retenciones. Así que también se estimula la producción de combustibles en un momento de crisis energética mundial, a la vez que si se hace combustible con comida, aumenta el precio de la comida,  ¿Para el guiso o para el tanque de combustible?. (Ud no come soja, pero si maíz). Y no le hablaré de desertificación, de contaminación de las napas freáticas con Randup y la muerte de peces,aves,de malformaciones genéticas, cáncer ni nada.

Dejémosnos de joder. La ley de riesgos de trabajo recientemente aprobada es una  bosta. Este proyecto de ley es una bosta peligrosa, una agachada.

PD: Si me va a putear sea Hegeliano. Muéstreme contradicciones, equivocaciones, inconsistencias, no me venga con que soy funcional al Choto, ni nada por fuera de lo que está escrito. Quiero, necesito y deseo estar equivocado, que todo sea una tergiversación de la realidad, que los videos estén editados malintencionadamente, y todo esto sea producto de mi componente  zurdo/testimonial afiebrado. Y entonces me retractaré y hasta eliminaré el post y pediré disculpas.

Serendipia II

Esta mañana charlaba con Rafael, un cumpa de la oficina. No sé como comenzó la cuestión, pero una cosa llevó a la otra y llegamos a que el Rafa dice:
-¿Conocés a Adolf  Wölfli?-
-Ni idea-
-Es un pintor suizo que estaba loco y pintaba en el manicomio. Lo reivindicaba uno de los surrealistas. Creo que era Artaud-
Y así, buscando a Wölfli llegué hasta La Caja Negra, de ahí lo de serendipia II.
Lo que sigue será todo robado de allí, pero mechando con obras y fotos de Wölfli, sacadas de otros lados. Las imágenes de sus cuadros son de dominio público por tener más de setenta años de muerto el autor.

“Este salvaje campesino suizo representaba un verdadero problema para el personal del hospital psiquiátrico de Waldau: aporreaba a médicos e internos con el mismo democrático entusiasmo. Hasta que a un doctor se le ocurrió darle un lápiz: santo remedio. El montañés peludo comenzó a rellenar papeles con complejísimos y sofisticados diseños que parecía salir de la nada, y no paró hasta acabar con el grafito. Así, con una estricta dieta de dos lápices a la semana, y bajo amenaza de no volver a darle otro si sacudía a algún interno, Adolf Wölfli produjo una monumental obra de dibujos y pinturas para trompeta de papel y voz solista, única en el mundo.

 Su psiquiatra de cabecera, Walter Morgenthaler, le regalaba cada navidad una caja completa de lápices de colores (óleos no, que eran caros), que le llegaban a durar a Wölfli hasta un par de meses. A cambio, se convirtió en su primer coleccionista, y en el impulsor de un museo con su obra en Berna, Suiza.

Adolf Wölfli, que murió en el loquero en 1930, es tenido hoy por el más grande artista psicótico de la historia, con una obra que abarca unos 25.000 papeles, dibujos y diseños de increíble densidad, que son a la vez música y literatura. Junto a sus dibujos, dejó instrucciones precisas sobre cómo debían interpretarse musicalmente. Naturalmente, al día de hoy, nadie consiguió tocar una obra de Wölfli, el que ha sido llamado alguna vez “el Leonardo da Vinci de la inteligencia disociada”.

Clínica Waldau, 1921

Pero si la locura es sufrimiento y no provoca ninguna envidia, por el contrario esa magia simpática, esa especie de fusión de los sentidos que los neurólogos llaman sinestesia es un don maravilloso. Aparentemente, todos nacemos sinestésicos, pero en los primeros meses de vida, las respuestas a los estímulos externos (luz, ruido…) empiezan a diferenciarse, creando islas sensoriales en el cerebro. Y así, sólo podemos ver colores, u oír sonidos… ¿Todos? no: un conjunto de irreductibles gal… digo, personas, resiste, conservando una “conectividad anatómica no habitual” entre los distintos módulos sensoriales del cerebro. En otras palabras, en estos individuos, por alguna razón desconocida, los sentidos se mantienen enlazados, generando “un nuevo mundo de sensaciones”, como dicen los anuncios de yogures.

La sinestesia  está en el origen del arte abstracto: Kandinsky y Mondrian, entre otros, eran sinestésicos. También lo eran grandes músicos como Schoenberg o Scriabin, o poetas como Baudelaire. Se dice que una cierta dosis de LSD provoca temporalmente sinestesia en la persona que lo consume. De hecho, el arte psicodélico es considerado un arte claramente sinestésico.
Una cosa es segura: vaya uno a saber cómo es el mundo, pero no todos lo percibimos igual.

A mi, de hecho, mi contrato laboral  me huele a podrido. ¿Será la sinestesia?”

Feliz de que el Rafa me presentara a Wölfli, y de hallar a La Caja Negra.

Los dejo con música de Alexander Scriabin, ‘Vers la flamme’. y obras del pirucho sinestésico.

Paka Paka

Se pensó que era el canal del Ministerio de Educación, no. Falsa alarma. Safaa Arapiyat, una piba palestina canta su rap  Paka Paka (critican, critican).
Ser mujer, ser joven en el mundo árabe, y estar detrás de los muros que pone Israel. Critican, los de adentro, critican los de afuera.

Es un fragmento del film Checkpoint Rock: Canciones desde Palestina
Año: 2009
País: España
Género: Documental
Dirección: Fermín Muguruza, Javier Corcuera
Guión: Fermín Muguruza, Javier Corcuera
Duración: 72 min
Idioma: Arabe, Hebreo con subtítulos en español

Si quiere ver la película entera, se la dejo abajo.  No solo hay rap detrás de los muros, cuando se logra atravesar el checkpoint (puesto de control) de la cultura. Laud, resistencia, renegadez, y arte.

Allí verá el muro de la vergüenza y las pinturas de Bansky.

Chico Malo (lo bello III)

Chicago, 1952. Departamento de un amigo del escritor Nelson Algren, amante americano de la intelectual francesa. Simone de Beauvoir termina de bañarse y se sujeta el pelo desnuda frente al espejo. Por la puerta entreabierta el fotógrafo Art Shay toma un recuerdo.

“Chico malo”, lo increpa. Lo dice relajada. Una mujer de cuarenta y cuatro años.

[Esto lo digo yo]: Por favor, no me tires con el patriarcado por la cabeza, ni con el cuerpo y el poder.

PD: Vi Madrid 1987 de David Trueba con José Sacristán y María Valverde.  La desnudez, el cuerpo… en fin. Véala.

Bill Evans, en vivo en Suiza en 1975, toca Morning Glory

Manuela, mujer sudaca

En mi entrada anterior hice un llamado al envío de arte callejero.
Varios mandaron materiales. Estoy feliz y pensando qué haré con ellos. Mi idea primigenia era era incluirlos en entradas como ilustración de textos. También pensé en crear una página en el blog reuniéndolos a todos. Ya veré.
Uno de los que mandó fue Federico Hurtado. También tiene un blog

Foto: Federico Hurtado

La foto fue sacada en el barrio  La Candelaria, Bogotá septiembre 2012.

El señor de la izquierda es Simón Bolivar, lo identifiqué instantáneamente. Pero … ¿La dama?.

Mi ignorancia ilimitada! 🙂

Federico me contestó amablemente que se trata de Manuela Sáenz “La Libertadora”.

Y para ilustrar su comentario, agregó las  palabras de Rafael Correa.

Cursé en la facultad Historia Latinoamericana. ¡¡¡¿¿¿Cómo carajo es que no se nada de ella????!!!
La historia deja afuera a las minas.
Luego encontré la película del venezolano Diego Rísquez: Manuela Sáenz, la libertadora del libertador.

Gracias Federico

PD: Ahora también está la página Obsequios de los lectores del blog. Allí voy reuniendo los regalitos enviados.