Explicau

Ligia Piro canta jazz. Pero a veces canta otras cosas. Hoy si es Jazz. Hará Angel Eyes, un jazz explicau, como el gato de Les Luthiers

Ayer fue un día de chicas de Jazz. Por la mañana/mediodía, escuché la entrevista que Aliverti le hizo a Ligia Piro en su programa, Decime quién sos vos, que va los domingos por Radio Nacional Argentina. A la noche, Pedro Aznar, homenajeó al flaco Spinetta, junto con la que pa mi es la Casandra Wilson sudaca: Roxana Amed.
Cantaron esta aunque yo pongo la versión de febrero en Puerto Madero

Acá a cara limpia, acústico, con la guitarrita, pela unas voces que le salen como poseída

¡Qué te parió, Roxana! Chapeau!!!

Anuncios

Jazz dibujado (para otros será animación jazzeada)

Oscar Peterson Trío le pone la banda musical a Fantasía en Colores 1949
de Norman McLaren

Lo descubrí en el blog del Colo:

Juancito

Un día Juancito, que vivía en Ankara fue a comprar carne. Su madre lo mandó con las monedas justas. El carnicero lo conocía de siempre, eran clientes. Si bien Juancito y su familia eran armenios, estaba todo bien con los vecinos.
Pero esa mañana el pibito notó una mirada osca. El carnicero lo escudriñó desafiante. Escuchó y dijo: -acá tenés la carne, perro cristiano-, y la arrojó al piso.
Súbitamente la relación con los armenios en Ankara se volvió hostil. Ya nadie vino a comprar el anís turco que vendían.
Una noche patearon la puerta y se llevaron a su padre. La mamá estaba desesperada. Sus hermanos hablaban de cosas que no entendió. Dos días después vinieron por ellos. A patadas y golpes los condujeron a un tren, que estaba lleno de armenios. Juancito recuerda el olor ácido que larga el miedo. Se escuchaban llantos y rezos.
El tiempo era eterno. Cuando el tren se enfiló por un valle arbolado, la madre tanteó la ventana. Milagrosamente la pudo abrir. Pidió a sus hijos que se aferren a su pollera. Apretó fuerte entre sus brazos al más pequeño y saltaron del tren. La madre gritó que corrieran sin mirar para atrás. No se escuchaban tiros, ni gritos, solo la brisa en la cara y el martillazo rítmico del corazón que rebotaba en las sienes.
No sabe cuanto corrieron, pero poco a poco comenzaron a ver casas. La madre reconoció la de un cliente turco del anís. Golpeó la puerta desesperada. El tipo abrió y sin preguntar nada los hizo pasar. Les dio agua, y un gran pan. Cuando se repusieron, los condujo a un sótano, que fue su casa por meses.
Allí hubo oscuridad. Cada tanto se abría la puerta trampa y entraba luz, con algo de comida y agua. Solo recuerda de ese período el sonido ensordecedor del silencio. Tanto que al enfermarse, quedó sordo.
Finalmente, el hermano mayor decidió salir y buscar ayuda para escapar de Ankara.
Lo que sigue…
Juncito, el niño armenio de Ankara era mi abuelo, el padre de mi padre. Más de un  millon corrieron la suerte de su padre.

Parte 1:

Parte 2:

Parte 3:

Parte 4:

Sigue acá Lucía toma este texto sobre mi abuelo y lo transforma en narración oral. El video de su relato está en Youtube.

Señorita… ¡Carlitos se me copia! Cultura libre IV

Copiamos,transformamos y combinamos. La creación implica copia. No es posible partir de cero. La evolución natural es copiar, transformar y combinar. La cultura también. Ops!!!

Los elementos de la biología son genes, los de la cultura, memes. El problema es que la cultura le impone límites legales a la evolución social al considerar propiedad privada los elementos a recombinar. Nos estamos cagando la propia posibilidad de evolución social.
Kirby Ferguson crea Everything is a Remix. El tipo es polémico. Tal vez Ud. no esté de acuerdo. Bueno…polemice entonces 🙂



Pajero (Guardala la tosca II)

Buscaba  una frase de Florentino Ameguino. Una que me encanta porque justifica mis cambios de ideas  que son muy habituales. Ud. me podría tildar de incoherente  y  no estaría tan errado. Pero mire y vea:

“Cambiaré de opinión tantas veces y tan a menudo como adquiera conocimientos nuevos, el día que me aperciba que mi cerebro ha dejado de ser apto para esos cambios, dejaré de trabajar. Compadezco de todo corazón a todos los que después de haber adquirido y expresado una opinión, no pueden abandonarla nunca más”.

. A esa frase la recuerdo -no textual- de leerla en un cartelito en la bibliotaca del Museo de La Plata. Cada vez que hacía cola para devolver un libro, o pedirlo, me lo decía.
Tal vez usted sepa quien fue Florentino Ameguino, pero lo más seguro es que no. En los dos casos es imprescindible que lea lo que dice Wikipedia . No le pido que lea todo, sino la primera frase.

Si. Dice : “murió haciéndose una tremenda paja en el país de sus padres”. .¿Usted cree que yo edité la foto?… No le haría eso a Florentino. Si no, vea directamente lo que dice la Wikipedia pinchando acá.  (Tampoco metí mano en la Wikipedia. Solo lo descubrí.)

¡Guarda la tosca!… Wikipedia es una herramienta fantástica, pero chequée siempre antes de reproducir.

A esta altura, usted se estará riendo, pero no olvide la frase del quía:

“Cambiaré de opinión tantas veces y tan a menudo como adquiera conocimientos nuevos, el día que me aperciba que mi cerebro ha dejado de ser apto para esos cambios, dejaré de trabajar. Compadezco de todo corazón a todos los que después de haber adquirido y expresado una opinión, no pueden abandonarla nunca más”.

PD: lo arreglaron. Menos mal. No se lo merecía.
PD2: Lo desarreglaron de nuevo. Hay un/a pelotudo/a que juega con Wikipedia. Me parece una travesura de adolescentes, pero está cagando una herramienta de construcción colectiva a la que hay que cuidar. ¿No probaron con el ring-raje?…
El título del post se lo dedico
Una Papita de la Bersuit

Azul

Gustave Doré. Grabado. Barba Azul


En el medio de la calle…

Pinche que se lleva el libro del  Gabo.

Un Blues de puta madre

Desnudo Azul. 1902 Pablo Picasso

Escuela pública. Lugar y tiempo.

He vuelto a la escuela a primer grado.  La acompañante terapéutica de mi hijo viajó por dos semanas y con mi mujer nos turnamos para acompañar al pequeño en el aula. Uno sabe que la presencia de un extraño modifica la realidad, pero en la medida que el extraño se hace conocido, de a poco retorna la habitualidad.

Es raro volver a primer grado. Es una escuela pública de un barrio con grandes dificultades socioeconómicas. Los pibes llegan son sus padres/madres en bicleta o caminando. Muchos no saben el día de su cumpleaños. Lo que marca esa importancia es la fiesta y los regalos: si eso no acontece…

Particularmente, esta escuela está pensada para la realidad de los pibes que concurren a ella. Y también es receptiva para los “distintos”. (Autistas, TGD; etc, etc).
Abajo puede ver una publicación del Ministerio de Educación de La Nación donde hay un artículo referido a esta escuela. (Frente a los límites de la escuela, las posibilidades de la escuela. de Alejandro Vassiliades) Puede agrandar pinchando en el ángulo inferior derecho en las flechitas fullscreen.

Primer grado en otro tiempo y lugar.
Ella es Anat Cohen. Una clarinetista y saxofonista israelí. Acá toca Lugar y tiempo.