Tema 1 – Tema 2 (Lloro y me río – Stop. Hola. Auch. Ups)

Tema 1: Juicio Esma

Estoy pipón.  No va dibujito, canción, ni un carajo. Lloro y me río.  Veo a las viejas, lloro y me río. 

Tema 2: Stop. Hola. Auch. Ups. 

Stop diario. Stop computadora. Stop internet. Stop blog. Stop teléfono celular. Stop ciudad. Stop semáforo. Stop radio. Stop trabajo. Stop wi-fi, café, mozo. Stop terapeutas infantiles, maestras, acompañantes terapéuticas, estacionamientos, humedad.

Hola peajes, kilómetros, mates, estaciones de servicio, cabaña, sierra, aves, siesta, cerveza artesanal, reposera, pileta, alfajores, caminos polvorientos, peperina, mapas, prismáticos, guía de aves, miel de monte, cielo estrellado, río, libros, relinchos de caballos, pan casero, salame, tostadas con arrope, chispas nocturnas, vino, aroma a carne asada, caminatas, niños encima, protector solar………….. peajes kilómetros, estaciones de servicio, ciudad, humedad, ¡Auch!… wi-fi, trabajo, teléfono celular, terapeutas infantiles, …¡¡Ups!!!

Mi hijo en el río, en bolas y pié pelado, como dicen en el norte

PD: 

Por la mañana escuchaba a Anguita en su programa radial. Pensaba en alguien que fue detenido durante el golpe cívico-militar. ¿Qué siente cuando un golpista toturador es condenado a cadena perpetua?…

Más tarde, -todavía era la mañana- me encuentro con mi amiga. Me daría la llave de su cabaña que compró con parte del dinero que el estado democrático le otorgó porque su compañero fue detenido y desaparecido por el estado de facto.

Ella dice que la naturaleza, el aire, las sierras, son un derecho. Su cabaña está abierta para todo el que se la pida. No me animé a preguntarle por el fallo de la causa Esma. Tres días antes habíamos hablado del resultado de las elecciones. En la charla apreció la palabra “madres”. Comenzó a llorar. Ella (al igual que Anguita) militó en el PRT y ahora (al igual que Anguita) apoya al gobierno.

En el programa Decime quién sos vos, (radio Nacional) Alvierti entrevista a Anguita. Su madre también estaba detenida/desaparecida y el, privado de la libertad averigua que el servicio que la secuestró está en el mismo centro de detención. Decide matarlo y comienza a entrenar para ello. Un día se lo comenta a un compañero. Este le dice algo que no olvidaría en su vida. -De ninguna manera. No podés hacer eso. Esto no es una situación personal. Aquí se están jugando cosas colectivas-

En todos estos años, en los que se juzga a los represores, ninguna víctima o familiar hizo justicia por mano propia.

Seré breve

Ayer seguía por la tele el recuento, el festejo de la elección. Vi en 6-7-8 una ronda de personalidades hablando. Fue parecido a lo que ocurrió hace un año atrás, luego de la muerte de Kirchner. Cuando Tati Almeyda tomó la palabra, conmovida por tantos jóvenes, repitió una frase que dijo hace un tiempo y que no había escuchado: “a Nestor no lo enterramos…lo sembramos”.

Taty lee un poema de su hijo

 

Creo que aquí lo dice por primera vez

Gracias Miguel Rep. (sacado del diario Página 12 de hoy, 24 de Octubre de 2011)

La vida en la pantalla III (Las tecnologías que construimos nos construyen)

Dice Foucault que una manera tradicional de ver el poder, es por lo que impide: la capacidad de imponer la voluntad a otros. Pero que hay que ver en el poder la capacidad constructora que tiene, por ejemplo, en la fabricación  de cuerpos dóciles (el disciplinamiento).

Este juego es posible de aplicar en internet: no es lo que impide: la falta de relación entre los cuerpos. Es el tipo de subjetividad que construye. Es posible entonces plantear que nos metemos en internet e internet se mete con (en) nosotros.  Digo internet, pero también incluyo a las Tics (tecnologías de información y comunicación)  Formatean nuestro lenguaje cotidiano, hábitos, maneras de escribir, de relacionarnos con los demás. Frecuentemente preferimos leer el papel que en la pantalla, (hay variantes para todo), pero cada vez es  más frecuente  escribir en procesadores que hacerlo en un  papel. Podemos corregir automáticamente, cortar, pegar, subir, bajar…en fin.

Para los post-modernos también se cambia la idea  y la relación entre la cosa y su representación. En la modernidad, el signo estaba para reemplazar al original (signo es algo que está por otra cosa) La palabra “perro” por un perro real. Las propiedades del símbolo son diferentes de la cosa en sí: la palabra pedo no da olor. Con las Tics, es posible que el original sea virtual. Uno tiene el documento en un archivo .doc (o un .odt, para los que usamos linux), y luego lo imprime. ¿Cuál es el original?…. La cosa es virtual y su representación es un objeto de papel.  Hay gustos de Gatorade que  no remiten a ningún fruto real.

La vida en la pantalla puede ser  una vida sin fundamento, sin orígenes, descorporizante, de la misma manera que también lo puede ser la vida analógica, no jodamos. Y/o puede ser un complemento creativo, divertido, politizante, creador de vínculos.

La post-modernidad se olvidó de la historia, de los grandes relatos.  Frecuentemente somos conscientes que la historia no ha terminado: se caen torres, se asesinan líderes en países petroleros, se manipula la información, se ataca con aviones, drones, etc.   Hay neo-colonialismo.

La historia está más viva que nunca. Pero la advertencia del pensamiento post-moderno sobre la fragmentación del yo, no me parece una idea desechable. No reemplazaría  alienación por fragmentación, pero la incluiría  como variable.  La alienación supone un yo centrado  que se pierde para sí. La fragmentación supone un yo polifacético. Y todo es posible. La sociedad industrial no ha sido reemplazada por la sociedad de la información. Huevadas. Sigue habiendo explotación, industrias, alienación psíquica y de la plusvalía. Es el trabajo humano  el que sigue   valorizando  a la mercancía. (además de todas las tecnologías de deseo puestas al servicio del capital). Claro que están las Tics y hay más información… pero… Quino, decilo vos

Este post era más largo, pero decidí que podía fragmentarse para no alienar a los lectores.

Gracias a Miguel Rep, Quino, Fontanarrosa, Eneko y Sherry Turkle.

PD: Terminé el techo, puse las tejas, transpiré, estuve colgado de una soga de la cintura en una pendiente de 45º a 5 metros de altura.  Descansé acostado en el ruberoi (paño  asfático arenado) del techo mirando el cielo. Vi planear una pareja de taguató. Escuché a Louis Amstrong en mi reproductor de mp3. Mi china me alcanzó tejas subiéndose a la escalera como hace 15 años. Hice un asado por la noche y tomé cavernet. Tengo las uñas negras y soy feliz.

Ya en la cama, con los niños durmiendo, y cucharita con mi china, veo que mataron a Kadafi y a la OTAN festeja. Me acordé de la escena de la Patagonia Rebelde cuando Alterio, personificando al teniente coronel Varela escucha que para felicitarlo, cantan…y le cae la ficha. Me cagaron el día. Ya se que Kadafi se transformó en dictatador, que cueteó una plaza de manifestantes, etc, etc, etc.  Pero… vea quién gana

Seguridades

Foto: Antonio Carrizo (No es el el de la radio. (¿Leyó El Hombre Duplicado de Saramago?…)  (Fuente: Página de la UNC, Facultad de Ciencias Económicas)

Antonio Carrizo nació en Córdoba en 1956. Es fotoperiodista del matutino La Voz del Interior desde 1978. Este tipo hace fotos geniales. Recuerdo especialmente la de la calle de la explosión en Río Tercero. Pinche acá y la verá. Pero esto es otro tema, como para un libro (Pregúntele sino a Daniel Santoro)

La inseguridad… Qué lindo nombre para un cabaret. El mundo no es seguro… está EEUU,  está el capitalismo, está la OTAN, está el fascismo, está la impredictibilidad.  Está Susana hablando de la inseguridad. Está La Tota del Sel.

La derecha en tiempos democráticos tienen tres  banderas: las instituciones de la república y las otras como la familia. Es la primera en dar el golpe cuando la institucionalidad no le garantiza la acumulación. El mercado, que lo usa para garantizar la acumulación capitalista y  la seguridad -a veces le dice seguridad jurídica, que se refiere a la independencia de la economía de la política, que jueguen a la democracia pero que no me jodan los negocios, o la seguridad de la propiedad privada– Reglas claras para que los capitales buitres puedan tach and go. No quiero negros protestando, pobres afeando la estética, robando propiedad privada o reclamando aumento, estados entorpeciendo la acumulación.

Con esto no le doy pasto al enemigo, porque no querrá escupir para arriba, pero queda pendiente la reforma de la ley de entidades financieras, que sigue vigente desde la dictadura cívico-militar. También fue abandonada de la agenda la participación de los trabajadores en las ganancias. (Y no me estoy apartando de la doctrina. Sigo predicando la palabra del Pocho nuestro que estás en los cielos).  Vamos con Cristina por lo que falta.   Yegua, te quiero. Y lo digo a cinco días de las elecciones.

De qué estaba hablando… Cierto.. era la inseguridad. Es verdad que está el Negro Pablo (escuche la música que le regalo: El Negro Pablo, un pop- jazz sudaca re-fierita a cargo de Marcelo Yakko. -¡Qué bajo del carajo!-). Prefiero comer un guiso con el negro Pablo y no un sushi con Susana.

¿Querés verle la cara al Negro Pablo?… Ca tá. De la serie Okupas.

Amistades

Consejos del viejo Vizcacha, en el Martín Fierro de José Hernández

“Hacete amigo del Juez
-No le dés de qué quejarse;-
Y cuando quiera enojarse
Vos te debés encojer,
Pues siempre es güeno tener
Palenque ande ir a rascarse”.

“Nunca le llevés la contra
Porque él manda la gavilla-
Allí sentao en su silla
Ningün güey le sale bravo-
A uno le da con el clavo
y a otro con la cantramilla”.

Le prometo que otro día le cuento de Pitt-Rivers y la amistad asimétrica/instrumental. ¡Hágame acordar!… Si quiere, para ir ganando tiempo, léase Antropología del honor o política de los sexos (1979). El Sudaca albañil le da al cucharín y no al teclado.

La mirada de los otros IV. (Cancha pesada)

La cancha está pesada, llovizna. El piso ya no chupa, hay charcos. Tengo que hacer el techo y llueve… Hoy me traen la arena y las maderas. Si el post pica, se juega igual…  Ahí vamos.

Pero yo quería hablar de otra cosa.
Dese hace un tiempo  vengo molestando con la mirada de los otros. Sigo. Hoy terminé de leer el libro: Un antropólogo en Marte de Oliver Sacks. (Se lo regalo. Pinche acá)

No se trata de un antropólogo ni de Marte. Esa frase pertenece a Temple Grandín, una autista que trata de contarle a Sacks cómo la desorientan las emociones: le dijo que frente a ellas se sentía como un antropólogo en marte.
(Puede ver la película Temple Grandín. Tiene Asperger y a pesar de ello se graduó como Ingeniera Agrónoma en la universidad. Dejo aquí el enlace para bajársela)

Oliver S. es un neurólogo británico, con una mirada particular de la salud/enfermedad. Tiene la capacidad de mirar integralmente a sus pacientes, involucrarse, convivir (una especie de observación participante antropológica) y también de escribir libros.
Aquí toma siete historias. No hablaré de cada una de ellas. Algunas me hicieron reír y a la vez me conmovieron al punto de llorar. Leyendo me transformé en autista, pintor ciego al color, hippie, cirujano tourettico (Con síndrome de Tourette).

Una de las historias es la de Stephen Wiltshire. Es autista y dibuja. Lo pasean en helicóptero y luego pude hacer una panorámica con detalles de toda una ciudad. Vea su página

Durante el fin de semana largo, fui albañil y también asumí muchas personalidades. Lloré. Reí. Entendí un poco más a mi hijos. Gracias Oliver.

En el andamio, mientras trabajaba, escuché mi nuevo descubrimiento: El Niño Josele y su disco Paz.
El Niño Josele es un guitarrista de flamenco, pero le entra también al jazz. (Mi ignorancia es ilimitada). En el disco Paz hay un homenaje a Bill Evans. La versión de Waltz for Debby es hermosa. (todo el disco está buenísimo).