Ovejas II (¡A la flauta!…)

En 1995, el sitio de Divje Babe, Eslovenia, el arqueólogo Ivan Turk encontró una flauta de hueso, hecha con fémur de oso cavernario. La flauta Neanderthal tiene 60.000 años.
Se discutió que se tratara de una flauta. Ljuben Dimkaroski, músico profesional, toca el instrumento reconstruido.

Emmanuel Pahud toca su flauta traversa de oro. (Nadie discute que se trate de una flauta). Ché pibe, tocate una de Juan.

Ilustración de Quino.

Gracias Quino.

Mate Cosido (Robin Hood Sudaca)

David Segundo Peralta tenía la cabeza rajada por una cicatriz, es decir, tenía el mate cosido. (por eso va con s y no con c, como se escribe la infusión basada en yerba mate)
Este bandolero rural les robaba a los Bunge y Born, Dreyfus, La Forestal y repartía (alegría) entre el pobrerío.

Historieta
Guión de Almendro y dibujos de Peiró. Publicada en la Revista Fierro nº 27 año II  Editorial La Urraca, Noviembre de 1986

Para descargar: Pinchar acá

Si quiere leer el artículo de Hugo Chumbita, (Publicada en la Revista Fierro nº 27 año II  Editorial La Urraca, Noviembre de 1986) pinche las páginas para agrandar.


Libro de Eric Hobsbawm – Rebeldes Primitivos

Cipayos

Noticia de Clarín El Gran Diario argentino del 23/08/2013 escrita por Ezequiel Burgo

El gobierno pierde. ¡Joya! Como diría Jorge Meconio: -El pierde, yo no-

Jorge Meconio, personaje de Diego Capusotto

No puedo dejar de recordar El Sueñero, Historieta de Enrique Breccia, de la Revista  Fierro temporada 1.

Vivaviva lodeafuera, dice el cartel. La remera del gorila dice: Cipayo University
El dibujo se encuentra en la página 72 de la compilación de todos los capítulos de El Sueñero. Guión y dibujos de Enrique Breccia 1984

Si quiere descargarse la historieta entera, de 82 páginas (una carpeta con todas las páginas en jpg), pinche acá. Si me tiene paciencia, me la pide por mail y se la regalo en pdf (si esto lo ve cuando el enlace se haya caído, chifle por mail o comente en “comentarios”)

Advertencias azules



Destino sudaca

Ilustración del Tomi Müller. Pinche y salúdelo de mi parte (Y pídale indulgencia por mi afano)

Poema Conjetural
El doctor Francisco Laprida, asesinado el día 22 de setiembre de 1829 por los montoneros de Aldao, piensa antes de morir:
Zumban las balas en la tarde última.
Hay viento y hay cenizas en el viento,
se dispersan el día y la batalla
deforme, y la victoria es de los otros.
Vencen los bárbaros, los gauchos vencen.
Yo, que estudié las leyes y los cánones,
yo, Francisco Narciso de Laprida,
cuya voz declaró la independencia
de estas crueles provincias, derrotado,
de sangre y de sudor manchado el rostro,
sin esperanza ni temor, perdido,
huyo hacia el Sur por arrabales últimos.
Como aquel capitán del Purgatorio
que, huyendo a pie y ensangrentando el llano,
fue cegado y tumbado por la muerte
donde un oscuro río pierde el nombre,
así habré de caer. Hoy es el término.
La noche lateral de los pantanos
me acecha y me demora. Oigo los cascos
de mi caliente muerte que me busca
con jinetes, con belfos y con lanzas.
Yo que anhelé ser otro, ser un hombre
de sentencias, de libros, de dictámenes
a cielo abierto yaceré entre ciénagas;
pero me endiosa el pecho inexplicable
un júbilo secreto. Al fin me encuentro
con mi destino sudamericano
.
A esta ruinosa tarde me llevaba
el laberinto múltiple de pasos
que mis días tejieron desde un día
de la niñez. Al fin he descubierto
la recóndita clave de mis años,
la suerte de Francisco de Laprida,
la letra que faltaba, la perfecta
forma que supo Dios desde el principio.
En el espejo de esta noche alcanzo
mi insospechado rostro eterno. El círculo
se va a cerrar. Yo aguardo que así sea.

Pisan mis pies la sombra de las lanzas
que me buscan. Las befas de mi muerte,
los jinetes, las crines, los caballos,
se ciernen sobre mí… Ya el primer golpe,
ya el duro hierro que me raja el pecho,
el íntimo cuchillo en la garganta.

Dice José Pablo Feinman: “(…) fue más allá de sí mismo, de su ideología, de los códigos de su clase, de su amor por la Civilización alla Sarmiento, de su odio por los gauchos. Un poeta –como todo verdadero artista– se excede a sí mismo. Supera, en su arte, sus limitaciones conceptuales, sus odios ciegos, los condicionamientos lineales de su inserción de clase, los mandatos paternos. (…) Nadie ignora que Borges habrá de ejercer luego un apasionado antiperonismo. Aprobará los fusilamientos del ’56. Hará todos los rituales del odio de clase. Pero –aquí– en este poema luminoso, la contradicción que estructura este país se conjura en una totalidad que las contiene a ambas. El Poema conjetural es el aufhebung a la contradicción Civilización/Barbarie. Su totalización superadora. Ser argentino es ser hombre de cánones y hombre de cuchillo y de cielo abierto. Si el cuchillo del montonero le es “íntimo” a Laprida es porque completa su figura. No se es sudamericano sin incluir al otro, al bárbaro, al diferente.”. Peronismo. Filosofía política de una obstinación argentina

¡Tac!

Tira de Siri Liniers. No le pedí permiso. (Espero que no se enoje) Está en Macanudo 8 (¡Raje a comprarlo!)

Kirikú y la bruja

En los viajes largos, en las salas de espera atestadas, en la amansadoras de la Kangoo, siempre tengo un aliado: Kirikú.


Kirikú y la bruja es una película de animación que tengo cargada en la netbook y es la preferida de Tomás. Cuando nada lo calma y el mundo se hace inhóspito… llamamos a Kirikú.
Gracias Michel Ocelot. Te debo mil y una.


Director: Michel Ocelot,
País: Bélgica, Francia, Luxemburgo
Año: 1998

Michel Ocelot nació en la Costa Azul (Francia), y vivió la mayor parte de su infancia en Nueva Guinea, asistió a la Escuela de Bellas Artes de Angers.

Es asombroso la mezcla del estilo casi naif de sus ilustraciones animadas y el realismo con el que muestra flora, fauna, aldeas, adornos, trajes y  desnudeces.

La historia se desarrolla en una aldea indefinida de África Occidental y cuenta de Kiriku , un niño que ya habla en la panza de su mamá.

Poblado real senufo

El pueblo de Kirikú es golpeado por la maldición de una bruja poderosa, Karaba, que está más buena que comer dulce de leche Chimbote con una cuchara sopera.

La bella y malvada bruja siembra el terror con un ejército de fetiches animados.

Fetiches

La fuente cercana a la aldea se secó y todos los hombres han desaparecido. Kiriku quiere saber por qué Karaba es tan mala.Y no le cuento más. Véala, descárguela, cómprela, alquílela.

También tenemos Kirikú y las bestias salvajes, pero eso será otro día.
La música es del senegalés Youssou N’Dour y es una belleza.

El Capitán Beto, hoy amo entre los amos del aire

Ilustración: Gabi Rubi

nonosatélite El Capitan Beto

El Flaco se hizo satélite y hoy es “amo entre los amos del aire”

La Argentina pondrá en órbita este viernes su primer nanosatélite, el “Capitán Beto”, completamente desarrollado en el país y a costos muy inferiores a los de satélites tradicionales, anunció el Ministerio de Ciencia y Técnica. (Pinche y lea noticia en Télam).

Tanto el software como el hardware del “Capitán Beto” son de plataforma abierta y estarán disponibles para aficionados, universidades e institutos de investigación.

No fue hecho en Haedo, no es de fibra, y no tiene una foto de Carlitos sobre el comando, ni malvones que regar,  pero espero que tenga un banderín de River Plate 🙂

La falsa conciencia.

Ché…(Pensaba,  nomás en la justicia argentina y los proyectos para modificarla)

En el matutino La Idelogía Alemana, El Charly y Fede plantearon unas novedades que no están apareciendo estos días en los medios.

 Vuelvo al diario de ayer (es decir, me quedé en el cuarenta y cinco… ¡pero en 1845!, que es cuando se publico el pasquín La Ideología Alemana, un diario amarillista.

A la base de una formación social está su estructura económica. En la superestructura está el marco jurídico-político, integrada por los mecanismos de poder y las normas por las que se rige una comunidad (Si… ca ta el lugar en donde los muchachos se refieren al Estado, al derecho), y por último, una determinada ideología. ¿Ideología? La ideología no es el conjunto de ideas y valores de una sociedad en un momento dado, sino la falsa conciencia de una sociedad basada en los intereses de la clase que domina en esa época histórica. Es decir, que lo que se cree que es justo/injusto, bueno/malo, está de muchas maneras formateado por … cambiemos clases dominantes por los poderes fácticos.

No aburriré con elucubraciones sobre determinaciones, reflejos,  y últimas instancias para hablar de la relación entre estructura y superestructura.

No me opongo a la reforma judicial propuesta. Pero me parece atinado sugerir, a la luz de las declaraciones a cámara oculta de los tipitos estos, Charly Marx y Fede Engels, que una reforma a la superestructura jurídica, necesita también profundizar una reforma en la estructura económica (modelo de producción, circulación/acumulación y consumo), para que no se trate solo de maquillaje. Y vio que hablo de reformas y no de revoluciones. Je. Se la dejo picando.

*          *          *

Otro tema: el  Charly siguió opinando acosado por los movileros. Si bien no se refirió a Iliana Calabró ni Karina Jelinek, en el matutino El Capital, algo balbuceó sobre la financiación de la política. El empezó por otro lado: la acumulación originaria.

Pere que busco el broli…

¡¡¡¡Jaime!!!

Ilustración de Quino

Gracias Jaime. Puede retirase.

 Vea.

Medio como haciéndose el boludo, declaró que el capitalismo no se inició a partir del ahorro. “No es que un grupo de iluminados y abnegados comenzaron a ahorrar y de allí provino la fuente de riqueza que permitió desarrollar el capitalismo” afirmó mirando a la supuesta cámara oculta. Esas fortunas provinieron del choreo, remató.

En declaraciones del  financista arrepentido Eduardo Galeano al programa de televisión Las venas abiertas de América Latina, botoneó que “fueron el oro y las riquezas de América las que financiaron la revolución industrial en Europa”.

Ilustración: Agustín Gomila. Licencia CC 3.0
Si pincha llega a su blog.

Es decir, el choreo y el afano como la fuente de acumulación originaria. Y ahí se cayó la boca.

Los chicos me dejaron  picando la idea de la acumulación originaria en la política argentina. No la del gobierno, la de la política con mayúsculas: TODA la política. (Y no lo digo desde la antipolítica.  Entiendo que es la herramienta para la transformación social, pero todos tienen un muerto en el placard). Gracias Charly, Fede y Edu.

Ahora no sé… ¡Lo dejo a tu criterio!

La mirada de los otros IX (Malvinas. Tortas fritas de polenta)

Si Usté es de visitar  el blog, habrá notado que para mi, la historieta no es un género menor. En esta oportunidad quiero referirme a la obra de Bayúgar/Martinelli publicada en la Revista Fierro nº 78 de abril de 2013.

Ahí se dan dos hechos novedosos: que yo sepa, es la primera vez que la  revista le dedica un número entero a una sola historieta.

La obra en cuestión es el resultado final de un trabajo de investigación exhaustivo, que supuso muchas  entrevistas, viajes, bocetos, llamados tefónicos.  Una tarea de  dos años y medio que culmina en una revista con 74 carillas. Entre cuadritos y globitos se  cuenta la historia de un veterano de la guerra de Malvinas: Ariel Martinelli.

https://docs.google.com/uc?id=0BzdaJiLk7hhwTkpudnVSTXlVNkk&export=download

Fierro nº 78. Abril 2013

Puede bajársela en pdf aquí

La historieta se transforma en un género nuevo: es una entrevista longitudinal (una serie de entrevistas a lo largo del tiempo a la misma persona), combinada con entrevistas a otras fuentes, dibujada a la manera de historieta. Es un relato en primera persona que tiene al artista como médium. Es un documento histórico artístico… Es inclasificable, y ahí radica su segunda originalidad.

Adolfo Bayúgar había leído Maus, de Art Spiegelman, en la que se cuenta la historia del padre de Spiegelman, un judío polaco en la segunda Guerra Mundial.  Bayúgar quería escribir su Maus pero con la guerra de  Malvinas.

Y lo logra con creces. En su Maus sudaca no hay gatos alemanes  y ratones judíos.  Acá los malos están tanto en el mismo bando, como en el contrario y en la Casa Rosada. Es una mirada sin bronce; con superiores que se rajan y comandos que mueren antes de disparar el primer tiro.

En Tortas fritas de polenta  aparecen la ingenuidad, el horror, la inconsciencia,  la suciedad, el ruido, el fuego, la risa, la muerte, el miedo, el hambre, el frío, la ropa meada, la amistad, el egoísmo.

Tortas fritas de polenta es la guerra de Malvinas, con la mirada y la voz de un protagonista, Ariel Martinelli, y el arte de Adolfo Bayúgar. ¡Qué los re-parió!

Otro tema, -que es el mismo tema-

El domingo, mientras pintaba la pared con un blanco que encontré de oferta (látex interior  mate, los veinte litros a doscientos pesos),  escuchaba en  la radio el programa Por una misma calle, conducido por el rabino Daniel Goldman y el sacerdote católico Domingo Bresci. Estaba invitado  Rodolfo Braceli.

En un momento determinado, Braceli lee el poema de su último  libro: En qué creen los que si creen.

El poema me hizo lagrimear y putear, porque me quedé congelado escuchando mientras que de la brocha caían  gotones blancos -de latex interior mate de oferta- sobre el piso cerámico rojo.  Putear…¿Por las manchas?… No. Lo de lagrimear ya comprenderá. Buscando lo encontré en el blog del programa

Editado la parte del poema

La cruz del sur

–De espalda, de cara a todo el cielo, aquí estoy:
me han crucificado en el suelo de la tierra, mamá.
Y tengo frío, tanto frío.
Hambre no me queda, estoy anegado de miedo, mamá.
Qué oscura es la noche, esta noche:
sin lucero sin una estrella sin nada de luna.
Si mañana es como hoy, no me despiertes, mamá.
Y cóseme los párpados.

¿Estás? ¿Estás ahí?
Nada, no me responde tu aliento.
Pobrecita mamá, pronto te dirán madre.
Ay, madre, madre, ¿por qué me has abandonado?

–Hijo, hijito, ya vuelvo. He salido a buscar a la patria.
–No vayas, madre, no vayas: a la patria se la han robado.
–Los ladrones, hijo, ¿quiénes son?
–Son ellos, madre: los que miran el desfile desde el palco.
Los biencomidos los bien abrigados los bien seguros los mal nacidos.
Los que nunca se rozaron con el honor.
Los que eructan el grito sagrado.
Ellos, mamá, los siempre ilesos.

((Al estaqueado, contra la tierra tan crucificado,
ahora el cielo lo mira desde muy arriba. Pero no baja.
Lo escucha, pero no suelta palabra.
Se queda en el cielo, el cielo.
¿Indiferente o estupefacto?
¿Aterrado, acielado?
Dios se tapa la cara se tapa la mirada se tapa el horror.
Diosmío, gime Dios.))

(Silencio y sur. Y cruz del sur. Y cruz en el sur.
La escandalosa impunidad de la nieve.
Damas y caballeros, aquí no ha pasado nada. Como siempre.)

–Madre, madre, ¿por qué me has abandonado?
–Hijo, hijito, he salido a buscar a la patria.
–Te dije que no fueras, madre, a la patria se la han robado.
–Encontraré a la patria robada, hijito.
–Vuelve, madre, vuelve…
Pero si mañana es como este 25 de mayo de 1982, no me despiertes.
Y cóseme los párpados.

Ariel Martinelli dice que en su compañía  no vio casos de soldados estaqueados por sus superiores, pero con la ayuda de Bayúgar, a propósito de  las estrellas y su madre  cuenta:

Ya para ese entonces yo quería que todo terminara de cualquier manera. Incluso que me mataran. Estaba muy agotado, entonces me tiraba al suelo boca arriba a mirar las estrellas, en pleno bombardeo, con ruidos y gritos alrededor… y yo no le daba bola, pensaba en mi vieja, en mi casa, en sus milanesas Esperaba morir dignamente y pensando en cosas lindas, buscaba,aunque no soy muy creyente, acercarme a Dios, a través de esas estrellas…

PD: Después de publicado el post, descubro este artículo: la entrevista a Adolfo Bayúgar referida a la manera en que escribió/dibujó Tortas Fritas de Polenta