Chau samig@s: cierre del blog.

¿Por qué?…
Todo comenzó con algo que no es la causa. Pero comenzó por ahí. . Dropbox me informa que ha cancelado mi compartición de archivos porque una editorial ha denunciado que estaba alojando un libro del que ellos son los propietarios de los derechos.
Como anularon la posibilidad de compartir archivos, en general, tampoco puedo compartir mis propias fotos pedorras de mural y sténcil que ya están alojadas ahí, ni las musiquitas que se reproducían con el reproductor de WordPress
Pensé… no importa. Mudo todo a otro repositorio y chau.
Después reflexioné… ¿Pa qué?…
¿Qué es este blog?…

Una especie de recomendaciones de músicas, imágenes, libros. Una locura sin hilo ni sentido. (sentido como direccionalidad y como razón de ser) Proporcionalmente hay poca elaboración personal. La mayoría de las cosas se encuentran en otro lado. Y no más levantar la vista, o mirar el piso, un mundo de arte callejero se abre a cada paso, aquí y en cualquiera de los lugares desde donde la gente se da una vuelta por el blog.

Igual deberé acostumbrarme. Una parte de la construcción del blog tenía la función de laborterapia.

Al blog no lo eliminaré. Solo que ya no me ocuparé de escribir ni contestar. Una etapa cerrada.
Algunos de los lectores de este blog tienen sus propios blogs… allí seguiré molestando con algo de acidez sudaca y renegada.

De despedida va la foto de una mina en pelotas, que me miraba desde arriba,inalcanzable. Fotito de hoy mismo 24 de agosto de 2013.
También dejaré fija una entrada a la que le tengo cariño, que define el único sentido que le encontré a todo este tiempo bloguero: la necesidad de compartir saberes, pareceres, recetas, sospechas, dudas,temores. La cultura… eso que nos hace human@s.

Fuga rosa

The Pink Panther. Mural La Plata. Falopapa Foto: El Sudaca Renegau Licencia CC 2.0

El Señor Juan Sebastian. (Ignoro el autor)

Déjense ser libres ;)

Pintura de Brígida Seguín Hernández.
Reproducido con su autorización. Los derechos le pertenecen.
Si pincha la imagen, llega a su blog.

Local de belleza y depilación en City Bell, partido de La Plata, Argentina.
Foto: El Sudaca Renegau Licencia CC 2.0

Detalle de la pintada en el local de depilación

Marta y Juan Sebastián

Mural Marta. Gonnet, partido de La Plata. Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 2.0

Dale Martha, tocate una de Juan Sebastian.

¿Quién es Juan Sebastian?

Feria de mi corazón

¿Un mural de Antonio Berni dañado? … No, una pared con un mural en la feria de City Bell (Partido de La Plata).
Foto: El Sudaca Renegau licencia CC 2.0 Si pincha y a la vez grita !Que lindo mural!… el mural se agranda 🙂

*

¿Un boceto de Siqueiros?… No, una pared de la feria de City Bell (Partido de La Plata). Con un aire compadrón
Foto: El Sudaca Renegau licencia CC 2.0

*

La feria de City Bell (Partido de La Plata).
Foto: El Sudaca Renegau licencia CC 2.0

En el  año 1955 Thelonius Monk graba un disco en homenaje al Duke Ellington. Acá va su versión de Caravan. ¿Que tiene que ver esta música con la feria de City Bell?… Era lo que sonaba en mis auriculares mientras oprimía el disparador.

Creo que en esa formación está Kenny Clarke en la batería y  Oscar Pettiford en el contrabajo. En el piano el gran Thelonius

Mientras me volvía a casa, era era otra la que sonaba: I Let A Song Go Out Of My Heart

Pianos y pucheros

sábado, 31 de agosto de 2013 RECUERDOS DE MI VIEJA

“Mi amada vieja, la hermosísima, inolvidable María Fontova (y que cagada que no tengo fotos de ella, porque, o lo perdí, o me lo chorearon , que se yo, un cuaderno en el que guardaba casi todo acerca de ella y de mil otras más. Y bueno, esas cosas.) ella fue una gran concertista de piano, que en su juventud conformó un dúo con su viejo, con mi abuelo, León Fontova, violinista, fundador de la Sociedad de Música de Cámara de Buenos Aires, director e integrante del Cuarteto de Cámara Buenos Aires. En esos días de la juventud de María, ella y León, a piano y violín, hacían conciertos a dúo por todo el país, en pueblos, cárceles y fábricas, entre otros tantos lugares. Recordando tanta cosa, contaba mi vieja que al final de uno de esos conciertos, esa vez uno en la Cárcel de Ushuaia, a un interno se le permitió ir a entregarle un papelito en el que a ella le había escrito un poema. (Imaginate, era una joven, hermosa pianista) El interno se llamaba Santos Godino.

Mural La Plata, circunvalación. (barrio Meridiano V). Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 2.0
Cayetano Santos Godino, más conocido como El Petiso Orejudo.

*

Mural La Plata, circunvalación. (barrio Meridiano V). Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 2.0
Cayetano Santos Godino, más conocido como El Petiso Orejudo

Vaya a saber si mi vieja, la persona más delirante que conocí en toda mi vida conservó ese papelito. Nunca le importó, explicarnos, a mi hermana o a mí, que mierda pasó con ese papelito. Y si es que lo había perdido, realmente le había chupado un huevo. Así era mi amada, delirante vieja, ella era sólo aquí y ahora, todo amor, humor y música. Y qué cocinera, conchisumá! Porque en medio de interpretar un exquisito Concierto Italiano, de Bach, interrumpía el teclado de su Bechstein de cola para ir a la cocina a ver si el delicioso puchero que estaba haciendo andaba bien . María, mi vieja inolvidable.”

Horacio Fontova

Nigger… no sé. Se huele a puchero.

Abrazo.

Agua V

Mural: Luxor Magenta, La Plata. Foto: (regalito de Juan). Gracias Juan! Licencia CC 2.0

Lars Danielsson una canción del folklore armenio:
Hov arek sarer djan
en el disco Liberetto (2012)