Economía de Guerra

Esa frase la escuché de la boca de Alfonsín en 1985. El tipo le  avisó al país que estábamos en economía de guerra. Un decreto de necesidad y urgencia engendró el Plan Austral: la nueva unidad monetaria equivalía a mil pesos. Se hundieron las tasas de interés reguladas, se congeló el tipo de cambio, con un dólar  a  0,80 centavos de austral. Se prometió un achique brutal del déficit fiscal del 11% del PBI al 4% a fin de año. Una tabla de desagio intentó quebrarle el espinazo a la inercia inflacionaria.

Pero este post no es sobre  eso. Disculpe. Solo le robo la frase. Economía de guerra.

Me he propuesto revelar secretos que cambiarán el curso de la historia, como hice en el post anterior, con cosas del tipo: el hombre es un animal. Ahora voy por 2+2 son cuatro, los Reyes son los padres y cosas así. En esta oportunidad pondré la lupa en que la guerra es un negocio.  (para algunos). ¡Otra primicia!. 🙂

No se crea que la realidad y la actualidad me resbalan. Es que este blog lo uso para otra cosa.

Dice Eric Hobsbawn en Historia del Siglo XX (si pinchó, se lo bajó en pdf) que en la Segunda Guerra Mundial EEUU debió fabricar 519 millones de pares de medias y 219 millones de calzoncillos.

Que Alemania fabricó 4,4 millones de tijeras y 6,2 millones de almohadillas entintadas para sellos de oficinas militares. (Los datos de la industria bélica son apabullantes y no agregan información para el objetivo del post). La cuestión es la revolución en el mercado de trabajo y el impacto en la estructura social de los países involucrados.

La Primera Guerra fue una revolución temporal en la incorporación al mercado de trabajo de la mujer por la ausencia de hombres, pero en la Segunda, fue definitiva.

Hobsbawn no trata acá (porque este broli versa sobre el Siglo XX) el impacto en el mercado de trabajo de las mujeres tras la guerra de Secesión (1861-1865).

Route Irish  de Ken Loach (Diciembre de 2011)  es una película donde se ve descarnadamente el negocio de destruir un país para luego reconstruirlo. La privatización de la guerra, los negocios. En el caso de   esa peli, es Irak, pero… (si quiere bajársela con Amule o Emule le dejo en enlace)

Hobsbawn distingue entre guerra masiva a guerra total. La segunda implica el involucramiento de todos los ciudadanos. El cambio de toda la economía y la transformación de la vida todos. Pero ya la guerra masiva (primera Guerra) genera una economía de producción masiva.

La pregunta obligada es. ¿La guerra fue un negocio para todos?…  La guerra, además de la pérdida de vidas humanas (fuerza de trabajo) implicó para el resto de los países la destrucción de los activos de capital. URSS, perdió el 25%, Alemania el 13%, Italia el  8%, Francia el 7% y  Gr. Br. el 3%. En la Segunda Guerra solo creció EEUU.

Néstor le cuenta a Oliver Stone en el documental Al sur de la frontera, la idea de Bush sobre la guerra.

“Tuvimos una discusión en Monterrey. Una solución para los problemas en este momento, le dije a Bush, es un Plan Marshall (…) Y se enojó. Dijo que el Plan Marshall es una idea loca de los demócratas. Dijo que la mejor manera de revitalizar la economía es la guerra, y que los Estados Unidos se han fortalecido con la guerra.”

Cuando le pidieron aclarar lo anteriormente expresado, Kirchner aseguró: “dijo eso, con esas exactas palabras”.

Stone lo miró horrorizado, “¿Estaba sugiriendo que América del Sur vaya a la guerra?”, preguntó Stone. “Bueno, él estaba hablando acerca de los Estados Unidos”, respondió el niño Néstor. Citando las palabras de El Arbusto (Bush)   “Los demócratas se habían equivocado. Todo el crecimiento económico de los Estados Unidos ha sido alentado por las diversas guerras. ”

¿No me cree?… Vea

Anuncios

5 pensamientos en “Economía de Guerra

  1. Un comentario medio pavote, pero me parece que al principio del Plan Austral, un dólar valía 80 centavos de austral, y no al revés. Saludos.

  2. Estas entradas se reciclan fácil. El país sin nombre siempre está o invadiendo, o amenazando con invadir . Por buenas causas, off course. Los que sobrevivan lo agradecerán, o quizá no.En fin.Business are business.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s