Cipayos

Noticia de Clarín El Gran Diario argentino del 23/08/2013 escrita por Ezequiel Burgo

El gobierno pierde. ¡Joya! Como diría Jorge Meconio: -El pierde, yo no-

Jorge Meconio, personaje de Diego Capusotto

No puedo dejar de recordar El Sueñero, Historieta de Enrique Breccia, de la Revista  Fierro temporada 1.

Vivaviva lodeafuera, dice el cartel. La remera del gorila dice: Cipayo University
El dibujo se encuentra en la página 72 de la compilación de todos los capítulos de El Sueñero. Guión y dibujos de Enrique Breccia 1984

Si quiere descargarse la historieta entera, de 82 páginas (una carpeta con todas las páginas en jpg), pinche acá. Si me tiene paciencia, me la pide por mail y se la regalo en pdf (si esto lo ve cuando el enlace se haya caído, chifle por mail o comente en “comentarios”)

Anuncios

11 pensamientos en “Cipayos

    • Yes darling, is the case. Fucking country, Argentina.
      (A veces me vengo algo nacionalista. Es el afuera constitutivo, que le dicen. Pero pronto me vuelvo internacionalista y zurdo testimonial).
      Abrazo

      Me gusta

  1. Hugggggh.¡Tiene razón!…
    Los recuerdos son selectivamente peligrosos.
    Cuando lo leí, hace 29 años (yo tenía 15 ) no reparé en esos detallecitos tontos… un antisemitismo aquí, un maniqueísmo por allá.
    Y ahora solo buscaba esa imagen.
    Me pareció adecuada la idea jauretcheana de cipayismo, a la luz de nuestros comunicadores al servicio del capital (que no tiene patria) pero el trasfondo nazionalista de la historieta no lo había detectado.
    Abrazo y gracias por la observación.
    Releeré con espíritu crítico y comento.
    PD: Ahora que menciona la estrella de David, me había olvidado de comentarle: terminé de leer El Gato del Rabino de Joann Sfar, que me recomendó por lo de Tintín. Me encantó.

    Me gusta

  2. Releí. Un sentimiento contradictorio. En principio no pude despegar el texto de mi vida a los 15.
    Como género es revolucionaria en la historieta: una historia que se peroniza, que da un barquinazo en medio de la marcha (marchita). Como dibujo es excelente.
    Revisándola, puede ser ofensiva. una epopeya del bien contra el mal. El problema es quién decide, como en el pan y queso, el armado de los bandos. Maniquea, antisemita, a la vez que caricaturesca de un momento histórico y representante de un tipo de peronismo que hoy no me representa.
    La línea de clivaje no es adentro (nación) / lodeafuera. Yo encuentro el clivaje en popular (en el sentido gramsciano de contrahegemónico) / antipopular (hegemónico, corporativo, al servicio de la acumulación de capital).
    Entonces cipayo debería redefinirse, o eliminarse, porque remite a un propio que trabaja para los de afuera. Y para mi, la linea que separa adentro/afuera no es la frontera jurídico-política (el estado) ni la línea simbólica de la nación (definida por Benedict Anderson como un artefacto al servicio de una clase).
    Estaba por eliminar todo el post, pero lo dejo: está bueno el proceso de discusión y revisión.

    Me gusta

  3. El problema es que Breccia hace una lectura sesgada del movimiento peronista desde una posición de ‘haber vivido los años de Perón’, ya que nació en 1945, pero eso no lo hace partícipe del mismo. Y desconoce, porque no lo ve o porque lo ignora abiertamente, todos los tratos que Perón realizó con eeuu e inglaterra a lo largo de los años de sus gobiernos.
    Y deja ver, por otro lado, que no entendió la violencia política que recrudeció durante el 3er gobierno de Perón y que terminó en la dictadura de 1976.

    Como todo ‘peronista pura sepa’ dice que sabe, pero no lo hace. Dibuja muy bien, pero como guionista falla. Y señalar este tipo de errores no es marcase como antiperonista (o fascista que suele ser utilizado como sinónimo sin saber lo que significa ser fascista, claro), sino un lector atento del discurso.

    Saludos

    J.

    Me gusta

    • La primera vez que leí la obra me quedé con mucho sabor a nada, muy buenos dibujos en los primeros capítulos, pero después se va para cualquier lado; está más preocupado en mostrar su versión de la política nacional que en cerrar lo que venía contando. No sé qué habrá pensado al momento de hacerla, porque lo que repite en las entrevistas que le hacen me suena a discurso prearmado antes que a otra cosa…

      Saludos

      J.

      Me gusta

  4. José, no me preocupa que la gente cambie en el medio de un argumento. Lo hago casi todo el tiempo 🙂
    Comenzó con que la gente se había aburrido del teto y el balero y que se necesitaba gente para el circo romano. Comenzó a recolectar especímenes interesantes de la mitología sudaca, griega y tipejos como Jack el destripador. Luego se transformó en una guerra contra los gorilas. Hasta aquí no encuentro mayores inconvenientes, salvo que del teto no me imagino que uno se canse. El punto es otro, y sobre ese, Ud. y yo estamos más o menos de acuerdo: su mirada sesgada sobre el Peronismo y la peligrosa y maniquea simplificacion de la historia y el “enemigo” del pueblo.
    No considero que su guión sea malo. El necesita esa simplificación para su argumentación. La cuestión es que no estoy (estamos) de acuerdo ideológicamente.
    Sus dibujos son gloriosos: en la dupla con Trillo hay obras memorables, por decir, Alvar Mayor, o el inmortal Sorete Azul y tantos más.
    Abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s