La colo

La Colo está en Calle 1, cerca del Hospital Policlínico San Martín.Le dijeron que hay un muchacho bello que porta una máscara que solo deja ver sus ojos verdes.

Ella no puede verlo porque el muchacho en cuestión para en la esquina de 2 y 60.

Mural La Plata. Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 2.0

Pero en este blog, todo se puede.

Mural Gurí, La Plata. Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 2.0
Si pincha el muchacho se agranda.

La colo recordó este tanguito

Sacate la caretita
Tango 1924
Música: José Schumacher / Luis Cosenza
Letra: Juan Andrés Caruso
Sacate la caretita,
sacate la caretita
que te quiero conocer.
Y esta cara tan bonita,
elegante mascarita,
un poquito quiero ver.
Tus labios cuando suspiran,
tus ojazos cuando miran
están llenos de pasión.
Y tu dulce carcajada,
como tu triste mirada,
me llega hasta al corazón.
Mascarita no te tapes tanto,
que la cara yo te quiero ver.
Levantate un poco la careta,
para que te pueda conocer.
Son tus ojos dos puntas de fuego
que se ocultan tras del antifaz.
El recuerdo de tus lindos ojos
de mi alma no se irá jamás.

Debe ser tu linda boca
estoy sintiendo una loca,
una loca tentación.
Tentación que me atormenta,
dejame una vez que sienta
esa dulce tentación.
Quien amar tanto se afana
no me dejes con las ganas,
mascarita de mi amor.
Que, si nunca más nos vemos,
para siempre perderemos
este instante de ilusión.

Tirame con esa serpentina,
que un recuerdo quiero yo tener.
Que al mirarlo, como algo tuyo,
de alegría haga estremecer.

Anuncios

3 pensamientos en “La colo

  1. ¡Eso! ¡El Sudaca recabando historias de amor que no se pueden ver, pero que no se pueden perder!
    Me hiciste acordar a algo que publiqué en Témpera Mental:
    “Cosme, la regadera, se llenó despacio y dio las gracias a Zulema, la canilla.
    Pidió a Delia, – la mano de Paco, el jardinero- que la llevara hasta el jardín,
    donde esperaban por ella las rosas Laura, Eugenia y Rosa.
    Rosa, en secreto, iba a tener un encuentro definitivo con Carmen,
    una gota de agua que le traía noticias de Felipe, un malvón del jardín de doña Filo,
    por intermedio de Cosme, la regadera, que es confidente de todas las plantas del barrio,
    menos de mí, que soy un ladrillo curioso en una pared.”
    Y “Sacate la caretita”,una maravilla entre inocente y bizarro!
    ¡Abrazo!

  2. La vida y el amor son cursis, bizarros y bellos.
    En una parte de mi texto autocensurado, me ofrecía de celestino. Pues parece que mal autocensurado.
    Hay máscaras y máscaras. Lo de Gurí es pudor
    Los caretas son otra cosa, miren si no.
    Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 2.0

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s