Un francés en Malí. Primera parte. (Economía VIII)

Fue engañad@. Economía VII prometió ser la última entrada sobre economía. Mentí. 🙂

Sigo engañando. El título también engaña. No hablaré sobre la actual invasión francesa a su antigua colonia, no para democratizar dictadores sino para asegurar el uranio que está ahicito nomás: en Níger.

No lo engaño con Malí ni con el francés, ni con la economía. Pensaba en la economía doméstica, ahora justo que hay acuerdo de precios, por no decir congelamiento, acordando solo con parte de los actores económicos: la comercialización concentrada de los hipermercados. Ya vimos en otra entrada de economía que el ciclo económico incluye a la producción (y ahí están los empresarios y los laburantes) la circulación y el consumo. (ahí están los consumidores). Esos otros actores están afuera del acuerdo: se vienen las paritarias entre patrones y trabajadores.

Ya vimos en otro post, en Argentina, los empresarios cargan automáticamente a  los precios el porcentaje de aumento a sus trabajadores, para no rescindir nada de ganancia. El aumento de paritarias se trasladará a los precios. Los productores están afuera de los acuerdos, los industriales están afuera del acuerdo, …¡Y los mayoristas!….

Bueno… los productores grandes de productos primarios tienen precios internacionales y los pequeños no fijan los precios: a los pequeños productores hortícolas, por poner un ejemplo, les pagan “precio de culata de camión”: entra el camión de culata a la quinta del mediero y le dice el precio al que le pagará la jaula de lechuga. Y no hay allí ningún regateo, puesto que el quintero no tiene una estructura de comercialización alternativa. Si llovió y la entrada está imposible, el camión no entra. Entre el quintero que trabaja con un régimen mixto feudal (es mediero) y Ud. está el precio del camión, el precio del mercado central, y el precio del verdulero. Imagine los eslabones de cualquier cadena preductiva, los actores que debieran sentarse en una mesa para acordar precios.

El acuerdo con los mayoristas podría salvar a los pequeños comerciantes, que ahora se verán perjudicados porque sus clientes rajarán a los changos de Carrefour,  Cotto o los chinos.

Con los consumidores es más difícil encontrar interlocutor para un acuerdo. Pero el medio es la política: a corto plazo  la arenga y propaganda, a largo…ya veremos. Todos lo saben. Ya Cristina sugirió en un discurso ser consumidores responsables y hacer el vacío a los que aumentan los precios y hacer valer el poder del usuario… y los especuladores mandaron a escribir  en contra del control de precios. Adam Dubove agrede y se olvida de detalles menores: para poder elegir a qué precios comprar, con la sana competencia de mercados desregulados, sin el control de importaciones se resiente la industria nacional y eso deja a más gente sin trabajo, que no podrán elegir nada. Pero él le escribe a otro público, el que se beneficia con los ejércitos de reserva que bajan el costo laboral.
En la sociedad capitalista de la modernidad líquida, todos somos usuarios/consumidores/contribuyentes/votantes, más que ciudadanos. Y cada actor les habla con el discurso que le parece adecuado.

Estoy de acuerdo con el control de precios, pero la mesa de acuerdo está algo acotada.

A lo nuestro: algo pasa adentro de las casas/departamentos/taperas de la gente. Algo consumen. Esas casas/mansiones/ranchos están dentro de un barrio, condado, región que comparte más o menos valores, expectativas culturales, de clase.

¿Quienes deciden lo que se compra en la casa?…¿Dónde compran?… ¿A quién?… ¿Hay una cuestión de género?… ¿Etaria?… ¿Cual es la estructura decisisional?

La microeconomía neoclásica supone actores individuales que deciden libremente en un mercado sin monopolios. O mejor dicho, necesitan este escenario para que sus teorías funcionen. Ahora se entiende por qué no funcionan, no explican la realidad  y no pueden anticipar nada. Hay otras aproximaciones posibles: la teoría de los juegos (más neo que clásica,  la economía doméstica (más zurdita) y la economía social (más propuesta política que analítica ).

Digo todo esto pensando en los actores que juegan en un proyecto político en el marco de un capitalismo con regulaciones estatales  que propone crecimiento económico con inclusión (gobierno al que suscribo).

No se puede operar sobre los precios sin hacerlo sobre la manera en que se produce y el marulo con el que se consume. Hay que poner el ojo en los formadores de precios y también en el consumo de las familias (bueno… de las unidades domésticas, pero esa distinción será para otro día) y en las maneras alternativas de producir, intercambiar y consumir aún dentro de un marco capitalista, sin abolir la propiedad privada ni el mercado. ¿Socialdemocracia?…¡No!… Ya veremos.

¿Y el título del post?…

Hubo un francés que en la década de los 60 y 70 estudió en África  a las economías domésticas en el contexto colonial. (El rol de las mujeres en la producción y reproducción, los intercambios entre las economías domésticas y el capitalismo). A pesar de las diferencias temporarias y contextuales, creo que todavía hay jugos que sacar.

La economía social es otro paradigma para chusmiar. Se vemo.
Los dejo con un alegato antibélico de Malí y esperando una respuesta pronta y favorable l@s saludo atentamente.

Claude Meillasoux (1925 – 2005)

Anuncios

6 pensamientos en “Un francés en Malí. Primera parte. (Economía VIII)

  1. “El acuerdo con los mayoristas podría salvar a los pequeños comerciantes, que ahora se verán perjudicados porque sus clientes rajarán a los changos de Carrefour, Cotto o los chinos.” Muy pero muy claro.

    • Lo que más quiero es estar equivocado. Con su reblog se me enyenó de belgas visitantes y yo con las faltas de ortografía desparramadas por todos lados. Abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s