Inseguridad.

Se ha construido una idea por la que en principio, cualquier desconocido es un potencial enemigo. No se vislumbra la posibilidad que pudiera ser un futuro mejor amigo.

Así proliferan los encierros, alarmas, barrios privados. En Comunidad. En busca de seguridad en un mundo hostil  de  Zygmunt Bauman (2003), el tipo dice que hay una relación inversa entre libertad y seguridad. ¿Querés seguridad?… dame tu libertad.

Luxor, muralista platense lo explica pintando. (no sé si ese era su propósito, pero a mi me viene justo para la argumentación)

Hay quienes prefieren los ojos abiertos y las ventanas cerradas

Y otros, las ventanas abiertas y los ojos cerrados.

Inseguridad es la incapacidad de predecir, de anticipar, de prever y organizar la  vida    cotidiana.

La modernidad tenía todo estipulado. La policía buenos, ladrones malos. Banco: lugar seguro  donde dejar la plata. Estado: protege a los ciudadanos. Hombres trabajan afuera, mujeres en el ámbito domestico. La familia educa para el trabajo: las mujeres producen y educan la fuerza de trabajo.  La escuela educa para el trabajo. El trabajo garantiza una vida digna a cambio de plusvalía. El sindicato protege a los trabajadores del capital.  Oeste bueno, este malo. Norte ricos, sur pobres. Hombres se casan con mujeres

El mundo se ha vuelto hostil, las seguridades de la modernidad se han roto y la mismidad se consigue en los guetos: para ricos, para putos. La escuela  no mezcla ya a las clases sociales.

Seguridad es ausencia de riesgo. Es perdida de libertad.  Es atenerse a la rutina. Es la mismidad del gueto del club de los iguales. Algunas rupturas de la modernidad son bienvenidas, otras muy lamentables.  La seguridad tiende a atemorizarme bastante.

Anuncios

4 pensamientos en “Inseguridad.

  1. Capusotto, en plena funcion en Tandil, corta el monólogo de Irma Jusid sobre los vecinos ‘inseguros’ y gritones, y manda: “yo voy a hacer aca una marcha pero contra la seguridad. Hay que llevar un fósforo prendido, en caso de viento se suspende”. Atilio, de Necodata, alguna vez escribió acerca de esa enferma (y fogoneada) confusión entre el hecho peligroso -lo que te pude dañar en serio, digamos, un choreo real- y la inseguridad (esa sensación que el cacerolo de alma confunde con el delito).
    Si se me permite la cita cipaya (¡agh!): los que cambian libertad por seguridad no merecen ni una ni otra. Mirá tú. Welcome back, Sudaca.

    Me gusta

    • Los delitos políticos y económicos tienen como damnificados a millones: pongamos por caso, nacionalizar la deuda privada. Pero solo aparecen como peligrosos o generadores de inseguridad los que son contra la propiedad y claro, por supuesto, contra la vida, aunque dejen culo parriba a menos gente. Las cárceles son para pobres. Se vuelve inseguro un barrio cuando no se sabe a qué atenerse, cuando se violan acuerdos consuetudinarios, por ejemplo: se puede afanar en otro barrio pero no el propio. La droga rompe acuerdos históricos socialmente construidos. (Como culiarse a la novia del amigo).
      En este post juego con la idea de seguridad/inseguridad pensándola en otros ámbitos: llegar a fin de mes, conservar el trabajo, aguantar el alquiler, confiar en nuestras percepciones del mundo. Cuando las recetas fallan y las previsiones también, estamos inseguros y hay que reconsiderar nuestras antiguas recetas.
      Todo se mueve Luis.

      Me gusta

  2. Y como casi siempre un miembro del Pro lleva esto al extremo del absurdo y de la autodefinicion ideologica cuando propone cambiar ,o directamente cambia al cantarlos,los primeros versos del himno nacional :

    Oid mortales el grito sagrado
    libertad, libertad, libertad

    el rabino sergio bergman canta:

    Oid mortales el grito sagrado
    seguridad,seguridad,seguridad.

    …Y saben que?
    ganaron en capital por el 60%.

    Me gusta

  3. Muy bueno!, me encantò la vuelta que le diste vos. Es cierto, es necesario cuestionar nuestra seguridad, amigarse con el misterio, la incertidumbre, la apertura de las posibilidades.
    Quizàs las seguridades que no garantiza la modernidad son justamente producto de la misma modernidad, desde ese angulo sí, la modernidad misma tiene algo de inseguridad, y a su vez, de una seguridad poco deseada en varios casos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s