La Mirada

La palabra mirada es polisémica. Acá la usaré  en muchos sentidos, haré  saltos lógicos y confundiré mirada con sentido de la vista. Seguramente también habrá errores semánticos, sintácticos, ortográficos y otras aberraciones y confusiones del tipo gordura con hinchazón y libertad con libertinaje.

Me repetiré. Recurriré a frases e imágenes ya usadas. Me plagiaré. Le recuerdo que este blog no pretende ser respuesta a ninguna pregunta y tampoco hacer ciencia, filosofia ni ensayo. Son delirios lúdicos que comparto, y en todo caso celebraré si lo ha dejado con inquietud o preguntas.

La mirada revela estados de animo y sirve para escudriñar el de los demás o para ser descubiertos.

Uno de los tantos indicadores para el diagnóstico del autismo se refiere a la mirada: si hay o no contacto visual. Los autistas evitan el contacto visual, evitan que las miradas se encuentren.

Además como hacen foco en el detalle, tienen dificultades para la mirada global. Así  no son engañados por la perspectiva Gestalt.

No ven el triángulo interno a los Pac Man, que usté ve.  ¿Que no lo ve?… Ups!

Ven las rayas del mismo tamaño inmediatamente. (Ud. verá la de la derecha más grande, aunque es una ilusión provocada por las flechas)

La vía privilegiada para aprehender el mundo es  la ventana de la mirada, aunque participan todos los sentidos.

mirada de anorexia

Confiamos demasiado en el sentido de la vista, pero el que decodifica el estímulo visual es el marulo y está influenciado por anteojos culturales, de clase y de género. Solo se ve lo que se puede.

¿De dónde saqué esto?… No sé. Un cacho, seguramente de la perspectiva antropológica, pero otra si sé. De Oliver Sacks. En su obra, Un antropólogo en Marte, hace siete relatos de historias singulares de sus pacientes. En una de ellas, comenta lo que le ocurre a uno que puede ver luego de una operación, siendo adulto.  Si recuerda a Marianela y su perro Choto de Benito Pérez Galdós, (tiene que tener cuarenta para arriba) nada que ver. No existe eso que los ojos funcionan y uno ve. Sus ojos comienzan a funcionar, pero ver es consecuencia de la experiencia, no de que los ojos funcionen. El tipo necesita réplicas de los objetos en escala pequeña para poder tocarlos y tener idea de formas y proporciones a través del tacto, que es la manera en que aprehendió el mundo, porque si no, no puede organizar los estímulos visuales. La perspectiva, por ejemplo: uno sabe que un avión que está volando no es pequeño como un mosquito. No hay nada lógico en ello. Es la experiencia la que explica la perspectiva. Le regalo el broli.

Me puse a pensar en distintas miradas. Identifiqué algunas.

1 intimidatoria. Y de ese taxón, hay varios subtipos. Dejo solo dos.

1a. La mirada oblicua del mingitorio.

Me mira. ¿Se burla?… ¿Es homosexual?…

1b. La mirada del ascensor. En el estudio de   T. Hall, La dimensión Oculta, desarrolla una proxémica (semiótica de las distancias).  Identifica cuatro  espacios. El íntimo, el personal, el social  y el público.

Tomando por un cacho esa perspectiva, podría decir que la mirada a los ojos en el ascensor viola el espacio íntimo. Estamos obligados a situarnos en una proximidad no habitual con desconocidos, a menos que estemos en una orgía, recital, una marcha o el subterráneo. No es lícito en el ascensor mirar a los ojos, salvo que haya intensión de seducción o intimidación.

No se el autor de la foto. La hallé aquí

2. La mirada paranoica. Se ve al mundo con la sensación de ser mirado. Todos allí son cómplices o conspiran. La mirada paranoica  lo hace tratando de desenmascarar o descubrir a los dueños de los ojos tras la maleza.  Se ven a si mismos amenazados, vulnerados.

Uno de los tipos que enfrenta a la marcha a favor de la ley para el aborto. La marcha llega a la catedral que está  acordonada primero por un grupo antiabortista que ve su mundo amenazado, y luego por la policía, que los protege del pecado y del contacto con las herejes.  Ocurrió en Buenos Aires el primero de noviembre de 2012

3. La mirada de Edipo. Los dejo con Les Luthiers haciendo su interpretación de la obra de Sófocles.

La estrofita en cuestión, pero si le gusta, mírelo todo.

Y sin darse cuenta, casado el esta,
con quien saben ya, su propia mama!
y sin darse cuenta…

De sus propios hijos hay largas secuelas,
y aunque esto le duela, Yocasta es abuela,
de sus propios hijos.

Edipo al saberlo en una entrevista
con su analista se quita, se quita la vista,
Edipo al saberlo.

4. La mirada envidiosa. Distintas tradiciones culturales encuentran en la mirada envidiosa la fuente de diversos males, que se ubican  en un amplio espectro que va desde el dolor de cabeza hasta la muerte. Si te miran juerte cagaste. Tas ojiado.


SOFÍA LOREN Y JANE MANSFIELD Lo encontré en el blog del Nigger.

5. La mirada de lo inevitable.

5a. Mirada de resignación.

5b. Mirada de estupor.

6. Mirada de clase

7. La Mirada panóptica

Si no se quiere leer todo Vigilar y Castigar de Foucault, puede leer solamente  el capítulo en el que explica el Panóptico de Bentham

Hay muchísimas miradas más. Vos …¿Qué ves?

PD: Sostiene Nilda que me olvidé “la mirada más importante

La que ve bello lo que ama? la que transforma lo común en excepcional, la que vos y yo tenemos mirando a nuestros hijos, a nuestros bienamados? La mirada que hace que un dibujo (unas rayas de crayon entreveradas) sean colgadas con soporte de imán en la heladera, la que hace que alguien quizá borre de su percepción los estragos que han hecho los años con mi cuerpo y me vea hermosa -por que no? por que no?. La mirada de lo piadoso sin ser piadoso, La mirada de quien quiere bien y ve hermosura en la medianía.”

Gracias Nilda 🙂

Anuncios

4 pensamientos en “La Mirada

  1. che, bolù, y la mirada mas importante? la que ve bello lo que ama? la que transforma lo comun en excepcional, la que vos y yo tenemos mirando a nuestros hijos, a nuestros bienamados? La mirada que hace que un dibujo (unas rayas de crayon entreveradas) sean colgadas con soporte deiman en la heladera, la que hace que alguien quiza borre de su percepcion los estragos que han hecho los años con mi cuerpo y me vea hermosa -por que no? por que no?. La mirada de lo piadoso sin ser piadoso, La mirada de quien quiere bien y ve hermosura en la mediania.

    Me gusta

    • Gracias Esteban. El tipo arranca con “La única diferencia que hay entre el teatro y la política es que si bien yo miento, se los estoy avisando.” Arrancamos mal. Fea la atitú.
      Luego repunta. Su visita me refrescó esta tarde caldosa.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s