La magia

Keith Jarrett se sienta al piano. Improvisa. Está en Alemania. Es  The Köln Concert y corre el año 1975. Bueno, se sienta… maomeno. A veces se para. Toca con los dedos, con el alma, con todo el cuerpo.

El tipo llega luego de dos días sin dormir y cientos de kilómetros en gira.
En el Cologne Opera House va a improvisar su repertorio. Se sienta y espera su piano para la prueba de sonido… y su piano nunca llega.
Le trajeron otro con un sonido metálico.
Keith se recalienta y él mismo pone los micrófonos y más o menos acomoda el sonido.
Pero la manera en que toca esa noche está fuera de toda previsión.
Algunos hablan del mejor concierto de improvisación de la historia.

No es posible hacer lo que el tipo hace. Hay algo de jazz, de blues, de rock. No sería justo etiquetarlo con un género.

Le dejo la primera parte.

PD: ¿Vio que a la derecha del blog tengo personas puestas para que me iluminen cuando escribo?. El tipito al piano que está arriba del Corto Maltese, es el quía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s