Exceso de información.

Mientras preparo una entrada sobre economía, (precios, formadores de precios, etc) veo que ingresan varios mensajes al correo electrónico . Y pienso… -seguro que deben ser de Alain Bertho. Y si. son.

No es que Alain Bertho me escriba a mi personalmente. Ni sabe que existo. Me he suscrito a su página y cada novedad me llega por correo. Y son muchas veces por  día, como una especie de spam.

Le explico: Hace un tiempo, en el blog Imbutería, leí un artículo que me interesó, que estaba reproducido de otro lado: la página  de Alain Bertho.(anthropologie du présent)

Alain Bertho es un antropólogo francés de la Universidad de París que se especializa en revueltas: las revueltas como un fenómeno globalizado. El disturbio como instancia  que acontece cuando fallan las palabras.

Su enfoque podría ubicarse en las coordenadas de las identidades colectivas, las representaciones sociales, el rol del Estado, las dificultades para la identificación con las instituciones políticas existentes y el conflicto urbano.

El tipo es una referencia para estos temas y su página tiene materiales, ponencias sobre ciencia aplicada. No la paja misma, sino puesta al servicio de la interpretación del acontecimiento.

Me pareció una buena ideas suscribirme, porque no solo hay reflexión  . También información actualizada.

Me suscribí. Al instante me llegaron seis correos con información de conflictos en el mundo de lugares que ignoraba que existieran. Y a la media hora tres más. Pensé en de-suscribirme inmediatamente.  Pero aguanté por curiosidad. En el resto del día no llegó ningún otro mensaje. Pero a la mañana siguiente, la bandeja de entrada con una decena de conflictos y revueltas.

Pensé: ¿Por qué no quiero saber?… Armando Tejada Gómez escribió en niño en la calle: “a esta hora exactamente hay un niño en la calle”…. Imagínese recibir varios mails con sus nombres. Sería insoportable. Pero al decimocuarto mail, usted estará anestesiado y le ocurrirá como cuando escucha que un terremoto en Kuala Lumpur, mató a 6932 personas. -¿Dónde carajos queda Kuala Lumpur?… -Seguro que eso es lo que le resuena de la noticia trágica.

Algo así me sucede con los mails que me llegan de anthropologie du présent. Pero he decidido no borrarlos y abrir por lo menos uno cada día. Y saber que a esta hora exactamente, en un lugar del mundo que no sabía que existía (pero Alain me muestra en un mapa), se están cagando a palos y  quemando gomas.

Dése una vueltita, pero tenga cuidado. 🙂

Le dejo una de hoy, como muestra.

http://berthoalain.com/2012/10/07/autoroute-bloquee-a-pola-de-lena-asturias-5-octobre-2012/ (

 

 

 

Más información de la que se puede procesar, ficción de comunicación sin encuentro, en fin… otro día.

Anuncios

6 pensamientos en “Exceso de información.

  1. mas pior serìa que ud. se vuelva un entendido en conflictos pour la galerie. Se tiene (tenemos) una posibilidad de procesar información acotada. Todos, el francés ese también ¡ud. procesa sobre stencils, circos pobres en villa rita, confronta el saber sobre el autismo con el caso intimo, tantas cosas que si las pusiera todas en una lista de correo me atosigaría el buzón del yimail.
    Ademàs, con tanto conflicto intermundial ¿le queda tiempo para discutir lo que le pasa al vecino que alguien considera racaille de la société y vive en la calle de junto?
    abandonemos nuestra ilusion de que como renacentistas (me digo a mi misma) podemos tener la suma del saber y surfiemos por la realidad, sabiendo que el ancla que nos da piolin està aca, ahora y con los que nos quieren o rodean o algo asi.

    Me gusta

  2. Sí, el exceso de información a veces puede ser peor que la ignorancia misma. Es un ejercicio que lleva su tiempo aprender a categorizar la info y a manejar la angustia. En parte, la adicción a la web también pese ser una adicción a la información.

    Espero que siga disfrutando el nivel de merlotemia y entrañemia.

    Abrazo.

    Me gusta

  3. Qué ganas la de ud. de andar recibiendo penas ajenas cuando estamos sobrepoblados de revueltas. O quizás no, quizás no estábamos tan jodidos. Hace unos años alguien me dijo que eso de “exceso de información” se llama “infoxicación”

    Me gusta

    • Intoxicación. Empachau. Cierto.
      Debe ser que el francés leyó y me incluyó en su lista negra, porque mi casilla se liberó de sus mensajes.
      Abrazo Gabriela.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s