El campamento


Ilustración de Norman Rockwel

Hola mamá te estoy llamando de muy lejos
ya llegué al campamento
no me hables que es muy caro, por favor.
Sí, sí, ya sé que quieres preguntarme cosas
pero oye un minutito que esto cuesta un dineral.

Durante el viaje no moví ni una pierna
el autobús estaba lleno de salvajes animales como yo
Fuimos cantando a los gritos todo el tiempo

y, quizás, fuera por eso que el chofer se suicidó.

Esto es bien padre, no hay horarios
y comemos porquerías
con las manos en cacharros sin lavar.
El director del campamento está ligando
a una profesora nueva que es casada, yo lo sé.

Nunca me baño y la casa de campaña huele a peste
que los moscos se mueren al entrar.
Mis pantalones ya se paran y caminan
y si vieras mis calzones ¡son como un arma nuclear!

El comedor del campamento está negro y
los cacharros tienen grasa
de otros grupos que pasaron por aquí.
Pero los baños, eso sí que es sorpredente,
uno siente, de repente, que si entra va a morir.

La enfermería tiene alcohol y merthiolate
muchas gasas y algodones y también un bisturí.
Esto es muy útil porque aquí hay perros salvajes,
y animales peligrosos que nos suelen atacar.

Como te digo, esto es bien padre, paso frío,
toda mi ropa está húmeda y perdí mi sleepeeng bag.
Las excursiones son geniales y es probable
que si encuentran al perdido, regresemos pronto allá.

Letra y música Luis Pescetti

Ilustración de Norman Rockwel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s