Solidaridad. Laaaargo y duro. (Cuando veo que elguien escribe mucho, no hay dibujitos, ni videos, rajo… haga como yo, que no estoy para las pequeñas pavadas… yo estoy para las grandes pavadas)

Por supesto… el dólar blue…

Yo pensaba en la solidaridad cristiana. Eso de amaos los unos a los otros. ¿Qué está en juego allí? ¿El otro o mi salvación?…
Pareciera que aquí la solidaridad es un instrumento para alcanzar el cielo. Soy bueno porque me conviene. Con eso me sellan la visa y entro derecho. Una solidaridad instrumental. Mato la culpa y gano el cielo. ¡Dos en uno!. Una solidaridad pedorramente egoísta.

Otra solidaridad es la de la filantropía. La filantropía es una institución que en Europa surge al cachito nomás que el Estado. La alianza piquete y cacerola se había roto rápidamente y el pobrerío amenazaba la paz de la burguesía en el poder. Los pauperizados, mendigos, que ayudaron a derrocar la monarquía en Francia, además de la libertad, también querían las otras dos: igualdad y fraternidad. Allí van los médicos y los asistentes sociales a meterse en la familia. Se me limpian, se me casan, se me curan, se me cuidan. Una solidaridad interesada en ordenar. Guarda con la anomia, que se viene el caos. Si… otra solidaridad instrumental. Ayudar a los pobres porque se vuelven peligrosos… Ya los usamos para derrocar la monarquía y podrían volverse ahora contra nosotros.

La gran familia extensa medieval termina reduciéndose para ser funcional al naciente modo de producción: el capitalismo. La manufactura se transforma en fábrica y con el desarrollo industrial se van afincando las familias cerca de los enclaves industriales. Deben ser pequeñas. Deben ser estables. Deben casarse. Hay que ayudar para que eso suceda. Deben ahorrar. Debemos asegurarnos la reproducción de la fuerza de trabajo. Deben estar sanos. ¿Por ellos?… Nooooo… por la reproducción de mi capital.

Hay que sacar a los pibes de las calles, hay que ordenar el caos. La famosa reforma cultural que se necesita. Y la filantropía ayuda a ordenar a la barbarie. Ya no más el jefe de familia que arregla con el señor feudal: vos dame hombres para la guerra, yo te doy seguridad. Vos mandás en tu familia, yo mando en mi feudo. Vos me entregas minas para el lecho, yo te protejo del rey. El antiguo régimen se había derrumbado y el patriarcado comienza a desmembrarse… hay que re-pensar los ordenamientos humanos. A eso Foaucault le dirá bio-política.
Algo de eso queda todavía. Pregúntenle a cualquier feminista sobre el patriarcardo y les explicará. Cuando en el censo poblacional preguntan. -¿Quién es el jefe de familia?- …….

.Nos fuimos de la solidaridad… volvamos. (Culpa de Donzelot)

Descanso…Un recreíto y seguimos.

Un cachito de Manrique, que le escribe a su padre en mil cuatrocientos y pico, algo que no recuerdo cómo se titula.

Recuerde el alma dormida,
avive el seso y despierte
contemplando
cómo se pasa la vida,
cómo se viene la muerte

… (¡no me acuedo más!)

Puede ser un temita para pensar. Tómese un mate, o un tinto malbec.

A mi padre, Paquito D’Rivera. Madrid 2006

Fin del recreo… seguimos…

¡¡¡¡A ver los del fondo, si se callan!!!

Hay un chabón preocupado por el orden. El quilombo lo pone re-loco. El desorden es anomia y eso sucede por falta de reglas. Los colectivos humanos se ordenan por algo. La norma. (No su tía Norma, habla de la regla. ¡No la menstruación de su tía Norma, habla de la ley!). Sin norma (a-nomia) hay caos. ¿Qué los junta a los colectivos humanos?…. La solidaridad. La solidaridad elimina el desorden.
Para el tipo hay dos formas. La mecánica, la típica de los pueblos primitivos. Allí no hay diferenciación. Allí está el cara a cara, proximidad, cotidianidad. Si ofenden a uno de los nuestros, ofenden a todos. -Cinco por uno, no va a quedá ninguno.- La solidaridad está establecida en la ley no escrita. Está la palabra, y al que falla, ni justicia. No… no es Perón, Estoy hablando de Durkheim. Pero hay otra solidaridad para él,. La mecánica y esta!, la de los pueblos civilizados, la de la sociedad. La orgánica. Orgánica viene de órgano -si ve que comienzo a parecerme a Grondona, patéeme los dientes-  hígado, corazón, pulmones, etc. Son “solidarios”…. se necesitan para vivir. En las sociedades hay especializaciones. La solidaridad es una conveniencia entre las partes. Nos conviene ser solidarios. Si no… la sociedad, como cualquier sistema vivo, se enfermará. Nuevamente la solidaridad es instrumental: nos conviene, porque si no, cagamos. Para él el conflicto obrero patrón se debía a la falta de normas claras. ¡Un boludo este Durkheim!.

A esta altura, usted estará sospechando de la solidaridad. Hace bien.

Recuerdo una revista: El Correo de la Unesco. Es una publicación de Naciones Unidas para la Cultura y no me acuerdo qué más.
Una vez compré una montaña de ellas en el puesto de la Feria del Libro. Había unas muy viejas, de los sesenta.
Generalmente eran temáticas… Esta que le digo, era sobre el hambre. Tenía una foto de un pastor con un buey, o un cebú, o qué se yo que cuadrúpedo, los dos sobre un suelo reseco y agrietado.
Pero en la hoja que seguía, había una especie de editorial a cargo del Director de la FAO (Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y quién sabe qué caranchos más). El tipo decía una serie de cosas políticamente correctas, in-objetables. Pero cierra el discurso con una frase en la que muestra la hilacha, que quedó en mi memoria para siempre… (La frase, porque he olvidado el nombre del quía, solo recuerdo que era holandés). “(…) no olvidemos que un cordero hambriento puede transformase en lobo”. ¡Ja!… el fundamento de la FAO al desnudo.

Mire… esto es un blog pedorro. Eso quiere decir que no chequeo nada de lo que digo. Apelo a mi frágil memoria y no hago citas al pié, ni nada. Así, que ojo con repetir por ahí las guarradas que saca del blog.

No me estoy oponiendo a la solidaridad. Solo que vale la pena advertir, que históricamente, no es una acción carente de cálculo.

Solidaridad….mmmmmmmmmm dijo la nutria…y se tiró al agua.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s