Límites de la obediencia a a autoridad.

Hace unos días conseguí la Película I como Icaro (1979) de Henri Verneuil, con Ives Montand y música del maestro Enio Moricone.
Toda la película está genial. No le contaré la trama y menos el final. Solo que en una parte, el fiscal que debe investigar el asesinato del presidente, entrevista a un equipo de terapeutas que lleva adelante el experimento de Milgram, referido a los límites de la obediencia a la autoridad.


Quedé impresionado.
Pienso en voz alta, …. o más bien, escribo sin demasiado fundamento: No existe el gran mal. Todos estamos siendo responsables cada vez que no decimos no; este sapo no lo trago, esto es parte de algo que está mal; debo decir basta ahora antes que sea demasiado tarde. Esto no quita que hay mayores responsables, pero el stop es un acto de autonomía fundamental.

Me enteré por mi amigo Wikipedia que Peter Gabriel incluyó en su trabajo “So” (1986) en tema o We do what we’re told (Milgram’s 37) en el que hace explícita referencia al experimento.
Ca tá:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s