La mirada de nosotros I

Vengo molestando con la mirada de los otros, pero hoy quería parlotear sobre la nuestra.  Nosotros, los políticamente correctos, los incomprendidos por la mayoría inculta, prejuiciosa, derechosa, por los fundamentalistas. Nosotros somos los que tenemos que ganar, porque si  tenemos el poder, haremos las cosas bien.  Por suerte estamos nosotros: los buenos.

Es ironía (lo aclaro para los desprevenidos). Sobre el prejuicio todos hablan. Hay muchos libros. Es como la ecología, que se puso de moda y todos quieren salvar a la ballenas y reciclar latas. Los políticos, los cronistas deportivos, los maestros. Mucha inclusión, mucho discurso políticamente correcto. Salvemos a los gordos, los pobres, los putos, los indios, los radicales. Tirémosles galletitas.

Gracias Quino. Me salvaste. Eso quería decir.

¿De dónde viene el prejuicio?… Hay que erradicarlo, pero ¿Qué mecanismos se ponen en juego para que aflore el enano fascista?…

En el año 1954 el psicólogo estadounidense Gordon Allport publica su obra “La Naturaleza del Prejuicio”.

 

Si, teoría vieja, pero no hay nada mejor, que yo conozca (aclaración importantísima). El chabón dice que l@s human@s necesitamos clasificar el mundo. Para poder funcionar, comunicarnos, ordenar ideas. Para eso establecemos categorías. Esa acción es universal: y en ese preceso de categorizar el mundo complejo y heterogéneo, se desarrollan dos procesos:  la asimilación (que consiste en minimizar las diferencias entre dos o más objetos) y el contraste (la exageración de sus diferencias). Y ahí está el huevo de la serpiente, el ahorro mental. Es hora que lo sepa:  el ahorro es malo, como Juan Carr y Julian Weich.

 

Ahórrese colores.

23797875854_691802cf0e_o

 

El punto está en separar juicios de prejuicios. El prejuicio comienza cuando el tipo de categorización es injustificada, emocional y  excesivamente generalizada.¿Emocional?… Si emocional: Ud tiene su corazocito progre y vuelca: todos los pobres, putos, negros, obreros, etc son buenos.  Los patrones, yankees, abogados, los que usan barba candado son malos.  Si ud tiene nueva información que haría tambalear sus categorías, pero se obstina… está al horno.

¿Se puede evitar el prejuicio?… No.  Para vivir uno no problematiza cada categoría con la que opera. De a poco, uno va cambiando de ideas, pero no se ponen todas, todo el tiempo a juicio e introspección. Y cuanto más viej@s somos, más difícil. Estar de vuelta es creer que tiene verdades sobre casi todo.

Corto acá. Da pa más. Sigo mañana, U otro día. O nunca.

Solo le digo algo: vaya pensando en cuestiones económicas, de socialización, de clase, y por ahí va la cosa. Pero si queremos algo mas Frankfortiano, piense en Adorno y W Benjamín. (Allport leyó La Personalidad Autoritaria antes de escribir lo suyo)

Sigue acá y luego acá y luego acá y luego acá

Anuncios

3 pensamientos en “La mirada de nosotros I

  1. Buenísimo.
    Me encanto la parte de Allport, porque lo vivo a diario. Incluso, a veces, dos personas dicen lo mismo, exactamente lo mismo, pero con otro tono, y suena tan diferente. La misma diferencia algunos la minimizan y otros la exageran.
    ¡Abrazo!

    Me gusta

  2. Pingback: La mirada de nosotros II « El Sudaca Renegau

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s