Cordobés explicado, carnicero, charango y bandoneón.

Esperaba en la cola de la carnicería en un pueblito pequeño. El carnicero es un clon del Profesor Jirafales. Corta la carne, la arroja sobre la balanza y dice: – SetentAAAyyyyyyycinco (le traduzco: setenta y cinco). ¿Algo más?… –  El cliente lo mira resignado y responde: – Pensé que eramos amigos (amigos debe leerse en cordobés: se logra arrastrando la a…calcule que dura como tres a, luego mi sube, y go baja. (como una campana de Gauss).

Un bandoneón y un charango. No esperes aquí despliegue de vituosismo veloz. No hay un poncho sónico… está creado el clima y ahora te toca a vos hacer lo fundamental.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s