Esa mujer


Imagino que con algunas imágenes habrá quedado impresionad@, asustad@, asquead@. A mi también me pasó.

Krishhtina no resulta indiferente. Son pasiones/pulsiones las que se ponen sobre la mesa, (mejor dicho, en los muros). El amor y el odio. Son proyectos políticos, económicos, sociales, antagónicos.

Lo bueno es que se están despejando los grises.  En el periodismo ya se corrió el velo, aunque en estos días se llamen a silencio y les suba la acidez estomacal. Hay mucha gente desesperada ante lo inevitable. 🙂

Waltz for Debby, de 1961 (¿Por qué?… Porque es imprescindible en estos casos)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s