Hipertextos, hipervínculos, intertextos, bah…. pretextos.

Humberto Eco, Jacques Derrida, Roland Barthes, Julia Kristeva, no entienden nada.
El verdadero hipertexto y su aplicación práctica están aquí. En el humilde blog de un servidor: el Sudaca Renegau.

Pasen y vean, señor@s: ¡Pero tengan cuidado! Debajo del hipervínculo habrá sorpresas, misterios. Yo que usted, cuando vea texto de otro color, no toco nada… ¡Le dije que no tocara!…
Mire si no, ella intentó zambullirse en los misterios hipertextuales y… ahí tiene.

Julia y Zoe son dos moscas pequeñas y verdosas que suelen conversar por las tardes, posadas en las cacas de perro que se esparcen en el poco pasto que queda en la plaza. Sus tópicos son variados: el inminente descenso de Gimnasia y Esgrima de La Plata a la liga B de fútbol; la inflación, el sexo anal, la vida después de la tela de araña, y otras superficialidades.
Julia es más bien crítica y suele indignarse por todo. Zoe, más tinellizada, no se calienta por nada.
-Vos estás loca, Julia- Dice Zoe, -Ves arañas en todos lados.-
-Vos no ves lo obvio, Zoe. Madurá.-
Y por fin, Zoe, en su corta vida de mosca verdosa como fruta abrillantada de pan dulce, grita: -¡Estás paranoica y tus lecturas conspirativas de zurdita me tienen podrida!… No sé… bajate de ese pedestal intelectualoide, buscate un mosco, enamorate.
Julia suelta una lágrima.

Anuncios

3 pensamientos en “Hipertextos, hipervínculos, intertextos, bah…. pretextos.

  1. En cuanto al artículo sobre los indignados españoles, no me parece que sea aplicable lo de la guerra psicológica para el caso de España. Las teorías conspirativas suelen ser muy seductoras, pero tiene que existir alguna evidencia empírica o coincidencia muy fundada para que la sospecha sea verosímil. Que el PP haya ganado las elecciones no es ninguna evidencia a favor de la teoría de una manipulación oculta y muchos indicios son contradictorios con esta interpretación. No obstante sí es cierto que la CIA y los multimedios usan estos métodos. De eso hay evidencia empírica en otros casos, como Venezuela, Europa Oriental y Medio Oriente igual que lo hubo en el derrocamiento de Allende. En Cuba lo vienen haciendo desde hace décadas y hasta ahora han fracasado.
    Por otra parte los discursos que anuncian la muerte repentina y definitiva de algo son poco creibles. Por ej. cuando dice que “Ya no desarrollan sus planificaciones en unidades o cuarteles militares, sino en laboratorios encubiertos de comunicación estratégica” se equivoca completamente. Los cuarteles siguen estando y funcionando y van a seguir haciendo planes militares. No hay que bajar la guardia. No es el fin de la guerra convencional. Seguirá siendo el último recurso cuando los otros fracasen.
    Bueno, cualquier cosa después seguimos charlando.
    Muy bueno el blog. Me sorprendieron las arañas. Si les ponés un trapito en las patas traseras se pueden poner a cuidar autos 🙂

  2. Me alegro que te guste el blog 🙂 Tampoco soy consumidor irreflexivo de lecturas conspirativas.
    Leí ese artículo y justo después, leí este otro, del blog de Enrique Dans (Promotor del movimiento 15m) http://www.enriquedans.com/2011/05/15m-en-espana-amanecio-tras-las-elecciones-y-los-ciudadanos-seguian-ahi.html, y en el último párrafo, encontré una pequeña frase que me avivó la brasa paranoica: “El 15M es el primer experimento a nivel mundial realizado en un país democrático de cómo las estructuras del poder político deben adaptarse al nuevo entorno definido tras las revoluciones del norte de África.”
    Tus observaciones son muy oportunas. El artículo es medio delirante, y en mi juego de las arañas, de alguna manera, está planteado. Tampoco creo en la relación mecánica medios de comunicación/opinión pública (del tipo mass media). Siempre hay soretes azules. (Puedes ver el post sobre Trillo-Breccia para entender de qué hablo) No sé si en España el origen de la indignación estuvo manipulado o no. Pero es innegable que allí hubo de todo: indignados contra el bi-partidismo, indignados contra la derecha, indignados contra el papel de los medios de comunicación, indignados contra la pasividad ciudadana y por qué no decirlo, indignados contra la caída abrupta del consumo. Y no fue una indignación inocua. Los partidos, como dicen por allí, se han enterao. Y los participantes llevarán esa experiencia vital por siempre. Y quién sabe qué retoños están brotando.
    Nos seguimos leyendo 😉

  3. Pingback: Hipertextos 2 « El Sudaca Renegau

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s